Sórdido y fresco

La liga fantástica de F1 2010. Round 20: Abu Dhabi. ¡Resultados finales!

Lo primero de todo: JRACIAS mil por la participación en Facebook. Cuando el impulso natural era sintonizar Intereconomía para no ver al mierdecilla luciendo el dedito, sus comentarios de ustedes dieron toda la alegría a un momento que ya predecíamos chungo. Y, qué carallo, los supermercados españoles tendrán que preguntarse por qué ha habido tal … [+]

La liga fantástica de F1 2010. Round 19: Brasil.

font-face { font-family: «Cambria»; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 10pt; font-size: 12pt; font-family: «Times New Roman»; }div.Section1 { page: Section1; } ¿Se enrecuerdan ustedes cuando en las películas de los anillos del Señor hay que esperar una hora a que, por fin, todos se preparen para la batalla? Pues esto es lo que … [+]

La liga fantástica de F1 2010. Round 18: Corea

Cuando este domingo me levanté para ver el GP de Corea en la televisión del hotel, mis estándares estéticos eran tremendamente elevados. Los cinco días anteriores los había pasado rodeado de italianos que se las apañaban para decir “Cazzo” cuatro veces en cada frase. Uno de ellos, además, lo redondeaba con sonoros “Porco Dio!” que … [+]

La liga fantástica de F1 2010. Round 17: Japón.

Doy gracias al Dios del Trueno y del Rock’n’Roll por la abortada clasificación del sábado bajo el diluvio japonés. En un primer momento pensé «¿Para esto madrugo, hijos de puta?», pero luego me callé cuando vi el clip final con el que despedían la emisión. Normalmente, el montador usa la música cañera para montare una … [+]

La liga fantástica de F1 2010. Round 13: Spa. ¡Por la gloria de mi padrer!

¿Hago alguna otra cosa que no sea escribir que Hamilton es un Mierda? Me pregunto mientras escribo que Hamilton es un Mierda. El resultado del GP de Bélgica – no la carrera, que siempre está a la altura de las circunstancias – deja el ánimo más alicaído que mi recién desenyesado codo (roto a principios … [+]

La liga fantástica de F1 2010: una nube de verano.

Cuando Iniesta hizo lo que hizo, a Paco le dio tiempo a desgañitarse gritando «¡Gol!» tres veces seguidas, lanavaja consiguió destrozar la mitad del mobiliario y Snowymary pudo enlazar toda una exhibición de bailes regionales mientras un servidor de usarcedes, en estado catatónico, sólo esperaba, ansioso, a que Charlie Whiting no hiciese acto de presencia … [+]

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Aceptar