Nuestras películas favoritas de 2023

Foto del autor

4.8
(66)

El cine está muy malito. No por calidad, aunque éste es uno de esos años en los que no tenía ningún número uno claro, sino por popularidad. Y eso se ve reflejado en que este año, cáspita, no hay lista de José Ramón porque sólo ha visto como cinco pelis. Muchos otros colaboradores de ente vloj ronaban entre una y seis. Así está el patio. El largometraje como medio de entretenimiento está de salida. Pero yo soy de esas personas que siguen manteniendo un blog en 2023. Sabéis que soy constante como el resfriado que pillé hace ya 10 días y que sigue conmigo porque se ve que es fácil cogerme cariño.

Con todo, esto no es un asunto de una sóla persona. Marlow, Jaime Buelta y Hellen Lasombra se unen a la lista este año para dar una visión de películas que nos han gustado en el único artículo del blog en el que no me siento forzado a hacer chascarrillos lamentables. No puedo decir lo mismo del resto, claro.

Las de Paco Fox

Mal año para números 1, pero gran año en cantidad. Fuera de la lista se han quedado la muy bien pensada biografía de Eugenio, “Saben Aquell”, Kenneth Branagh ejercendo su Derecho a Hacer el Imbécil con la cámara en “Misterio en Venecia”, la superior secuela de “Los Tres Mosqueteros” titulada “Milady” (más acción, más subtramas, más Eva Green), Indiana Jones, que sé que es floja pero me gustó, el glorioso Metal Hurlant de “Mars Express”, la muy interesante y bien montada “Io Capitano” de Garrone y la rareza de terror “Late Night With The Devil”, con un final meh pero un proceso cojonudo para llegar a él que me recordó a cosas como “Ghostwatch”.

Pero, aún así, tengo dos menciones especiales para la lista principal de 14 (tradición). Y que no podía dejar fuera a dos películas con VALORS. De esas que APROVECHAN, porque aportan bida:

15: Películas con valors:

“Perfect Days” de Bin Benders Rodríguez es una peli sobre un señor que limpia retretes públicos. Feck: creo que empezó como una promo de dichos modernos urinarios de japón. Para que os hagáis una idea, en el minuto 20 todavía está sacándole brillo a una de esas mangueras mágicas de limpiar el ojal. Y, aun así, quizá por el ritmo pausado, quizá por la excepcional interpretación de Kôji Yakusho, es un largo que te deja en un estado zen de buen rollo dentro de su dramatismo que comparo, atención, con la maravilla de “The Straight Story” de Lynch

Mi interpretación favorita del año. El buenahentismo hecho personaje.

“El sol del futuro” de Nanni Moretti es a todos los efectos “Caro Diario 2”, con su crisis de la tercera edad reflejada en una historia semiautobiográfica, una vez más, un poco al estilo cierto cine de Woody Allen. Lo mejor es que tiene tres de las secuencias más brillantes del año: Un parón en un rodaje de una peli de tiros en la que Nanni se queja de esto de rodar violencia por molar y sin un sentido ulterior, la reunión con Netflix (que desde ya es de los momentos más importantes para entender el momento actual del cine) y, por supuesto, uno de los números musicales. Porque es un musical, a todo esto. Con connotaciones de izquierdas, claro. Y, al igual que en “Palombella Rosa”, que unía comunismo, waterpolo y Battiato, aquí también tenía que hacer acto de presencia el icono narigudo de ente bloj:

Entendéis que aplaudiera en el cine.

14: Dream Scenario

Mi segunda interpretación favorita del año viene de Nicolas Cage en un papel que sólo funciona si lo hacía él. Mexplico: cuando me llegó el guion me di cuenta de que el problema era que el concepto es que una persona muy anodita se convierte en famoso sin haber hecho él nada de la noche a la mañana. Un comentario sobre la obsesión de la sociedad actual por las redes. Lo que pasa es que eso implicaría tener que estar toda la cinta con un protagonista soso. Por eso Cage era esencial: nada más empezar, el actor sólo está arreglando un jardín. Únicamente Cage puede hacer un papel con pinta de profesor aburrido en una tarea aburrida y logar que todo el cine se riera y rápidamente se interesara por el personaje antes de que dijera una sola palabra.

Anoraknophobia

La peli, por otra parte, tiene la escena de mayor vicisitud desde que vi “Borat” hace más de una década. Me retorcí en el asiento. No podía mirar la pantalla. Eso es bueno. Querer ser famoso a toda costa no. Y la mercantilización que ello trae tampoco. Pero ved la peli y luego ya reflexionáis sobre ella. Que tampoco es tan difícil, pero en una época en el que la gente no entendió el mensaje de “Barbie” yo ya me lo espero todo.

13: Gromenjaimer

El fenómeno del año. Más que Barbie porque, al fin y al cabo, estamos hablando de un taquillazo de una peli de señores hablando que combina ciencia, ética y, sí, revolución sindical. Por esto último es mi apuesta para los Oscar de este año, pero ese es otro tema. Nolan ha hecho una de sus mejores pelis manteniendo todos sus tópicos. Pero aquí la cosa va bien: la sobre explicación es inherente al tema y los saltos temporales están bien llevados para hacer que sea un biopic distinto a lo habitual.

El único problema es que todo está siempre muy arriba para intentar que nadie se distraiga. La música está constantemente llamando la atención como si considerara que sus espectadores son niños de teta. Que, a ver, los nolanitas lo son, pero al menos han tenido un poco de buen cine este año para no llorar por la mierda que ha soltado Snyder, así que me alegro por ellos.

¿Tiro la bomba? ¿Me uno al sindicato? ¿Testifico contra Iron Man? O igual me hago una paja. Sí, será lo más prudente.

12: El niño y la gaza

Qué, Miyazaki, has hecho lo que te ha salido de los cojones…”
“No, estaba aquí con mis metáforas sobre sobrevivir a un trauma y…
“Ya, ya: lo que te ha salido de los cojones”.

Nightmare fuel

No soy el primero en decir que la última peli de Miyazaki es Chihiro cultureta. Pero es que es verdad. Con momentos estéticos más atrevidos de lo habitual (el arranque) y un mundo de fantasía al que viaja un adolescente en el que todo es simbolismo que ya sabrá él qué quiere decir. O simplemente, metiendo sus cosas de todas sus pelis por gusto, como unos muñequitos cuquis que no sabes muy bien qué hacen ahí. Eso, que quede claro, es bueno. Que tiene ya 90 años y lo que me hace ilusión es, sí, que haga lo que le sale de los cojones. Aunque también es verdad que es una peli para ver más de una vez y que con una no me ha valido. De ahí el puesto 12.

11: Renfield

Nicolás otra vez. Pasándoselo teta en una de esas interpretaciones MALBIEN que tanto me gustan. Pero lo importante de la peli no es él, sino la diversión. Es de esas comedias de terror que parece que son fáciles de hacer. Pero esa percepción es errónea, como cualquiera que haya visto, sin salirse de los chupasangres, “Lesbian Vampire Killers” o “Date el Piro Vampiro” (premio onvre del año al responsable de esa traducción) te puede atestiguar.

«Relación Tóxica con una Persona Narcisista: La película»

10: Guardianes de la Galaxia 3

En el año en el que ya hemos confirmado que la cultura freak ha terminado su dominio sobre el mundo, la única peli de Disney que ha logrado un éxito innegable es la que usa el mejor truco para hacer que te importe emocionalmente:

Matar animalitos monos.

O, en términos más populares, Hacer un John Wick. Así que James Gunn consiguió por última vez llevar su compleja fórmula (un segundo tienes un chiste tonto, otro a un personaje sufriendo mucho) con maestría, hasta el punto que la ves y te sorprendes de que la cosa se aguante sin desmoronarse. Pero se aguanta, te importa Rocket, Mantis está adorable y hasta te crees a Chris Pratt. Y te ríes, claro.

¡Y Nathan Fillon!

9: Past Lives

Todos los años veo una peli para público arthouse (sí, sigo usando el término profesional porque sigo trabajando en esto) sobre la cual digo: ESTA. Y este año en Berlín se presentó la nueva peli de “A24 se pasea por los Oscar” (al final están rondando premios tres) y, nada más acabar, confirmé que era esta. Porque mantiene el equilibrio de ser un drama romántico con su ritmo independiente, pero sin sacrificar la emoción ni caer en el aburrimiento o la falsa intelectualidad. Además, muchos se pueden identificar con esto de los amores imposibles. Es un puñetero tema universal, sea hablado en coreano o en aranés.

Cuando un montón de estrellas y premios NO te deben echar patrás de ver una peli.

8: Flora & Son

Es bien sabido que soy irlandófilo (además de escozófilo, que ahora que lo leo suena a alguna depravación sexual de la que no quiero saber nada). Así que soy muy fan de “Sing Street”, la anterior película de John Carney. Me encanta que para esta nueva se haya quedado en Dublín y haya hecho una peli de una choni que se enamora de la música. En estos tiempos en los que la apreciación de ésta está de capa caída por culpa de… muchas cosas que son para otro artículo, me emociona que se narre esta historia. Además con otra, que es la segunda parte del título, sobre las relaciones materno filiales y el no dar por supuesto que alguien conflictivo no tiene nada que decir.

RECONOZCO ESTA CALLE DE DUBLÍN (A ver: para ser sinceros, es sencillo)

Y tiene encima mi chiste favorito del año. Que sí, al ser una peli irlandesa va sobre ALCOHOL.

7: Mission Impossible: Dead Reckoning

Cuando me piden que haga un análisis de las posibilidades comerciales de una peli, últimamente sólo digo “Creo que va a pasar tal y cual y va a hacer tantos espectadores, pero bueno: vivimos en la era en la que un Misión Imposible con buenas críticas y reseñas brutales de público ha sido un moderado fracaso. YO QUÉ SÉ YA”.

Juro que esto lo he dicho en más de una ocasión en entornos laborales.

Tom: ¿Has metido el dedo en la taquilla? Porque huele a mi

Pero bueno: como siempre digo, la taquilla sólo te debe importar si eres accionista de la productora. Aquí se trata de que esté bien la peli. Que no somos fancistas mirando las recaudaciones y comportándose como futboleros. Y la cosa es milagrosa: sabiendo que todo es seguir a un puñetero macguffin a través de escenas espectaculares, todo es divertidísimo y, por supuesto, espectacular. De hecho, hay una admiración subyacente que influye en el disfrute de la peli y que probablemente no estará presente dentro de veinte años. Pero lo de ver a Tom Cruise jugándose la vida por la gloria del gran espectáculo es bonito. De hecho, me jode que la peli fuera regular porque, de haber hecho ésta la gran taquilla y no Barbie querría haber montado la escena previa al salto pabernosmatao del loco cienciólogo cambiando los flashbacks que tiene a la trama por el montaje de la historia del cine del final de Babylon. Lo cual me lleva a pensar que…

6: Babylon

La de leches que le dieron a esta peli, por dios. Que sí, que es larga, pero menos que la de Scorsese (que tá bien también, pero no entra entre mis favoritas personales). Y es una locura y todo está a once decibelios. Pero es que de eso se trata la película. De mostrar una era perdida muy pasada de rosca. Por eso nada más empezar se caga un elefante a cámara (Verhoeven habrá aplaudido): estás entrando en otro mundo de exceso y mierda. Y coca. Y sudor. Y una forma desfasada pero libre de desinhibirse contrastada con la aterradora secuencia sobre lo que pasa cuando todo se hace a escondidas y la sociedad se acomoda más en la doble moral que un pastor evangélico.

Otros consideran este plano como la metáfora de su experiencia. PORQUE ES TAN FÁCIL HACER EL CHASCARRILLO…

Por no hablar de que tiene dos de las mejores escenas de lo que va de década: un día de rodaje en el mudo y un día de rodaje en el primer sonoro. Ambas son perfectas y maravillosas.

5 Spiderman: Cruzando el Multiverso

Que sí, que sí. Que ya han dicho por podcasts y por youtube que los multiversos son la moda que más fácil se ha quemado de la historia. Y, claro, me da igual. Como persona un poco maniática del orden que tiene los discos y las pelis organizadas alfabéticamente me gusta que se use para poner orden en caos de las franquicias, con la gracia además de ser una teoría que surge del caos. Lo que son las contradicciones en la cultura popular…

Pero la gracias de esta peli, que no está un poco más alta por aquello de no terminar del todo (aunque sí que concluye un arco dramático del personaje, lo cual es de agradecer), es que es profundamente creativa. En la era también en la que los diseñadores están cabreados por el ascenso de las IAs y la gente haciendo que huya de Facebook no sólo por las mierdas de publicaciones promocionadas de latinos fans de Snyder, sino por poner chorradas de “MIRA ESTO FREAK EN FORMA PIXAR”, es de aplaudir una peli que usa recursos estéticos de pintura a mogollón y con sentido dentro de la historia. A menudo usando el color y el estilo para dar información sobre el estado anímico de los personajes. Como la escena de la humillación de “El Jorobado de Notre Dame” de Disney, pero, una vez más, con todo a once.

¡Colorinchis!

4 Godzilla Minus One, Cádiz Minus Two

Esta película acabó en el pasado TdC Weekend que organizamos Codón, Juan, Arce y yo por un cúmulo de casualidades (que incluyen una distribuidora equivocándose a la hora de hacer su trabajo, pero ese es otro tema). Así que cuando la presentamos, Codón dijo:

“En 2022 pusimos en TdC Weekend la mejor peli del año. ¿No tendría gracia que este año también fuera así?”

Y es debatible, pero el consenso al encenderse las luces fue que casi que sí.

No tanto para mí, que tengo por delante otras pelis que me han satisfecho más personalmente (recordemos: lista de FAVORITAS, no MEJORES). Pero me fascinó cómo han conseguido hacer una peli de Godzilla en la que sí que te interesan los personajes y el subtexto sobre las desgracias que le sobrevienen a una población y cómo hacerles frente tanto como el bicharraco en sí. Que es cierto lo que decían de Monarch, la abuirridísima serie sobre el Monsterverse: ¡Han hecho una serie sobre esa gente que estorba cuando quieres ver monstruos! Pero aqui (y, vale, me dicen que en otras, pero no soy experto en Gojira) sí que consigan que te interese todo lo que hay en pantalla. Y, ya que estamos, con una de esas contenciones de uso de un tema popular que tanto me gustan (otros casos son Casino Royale y el remake de Los Siete Magníficos), pero mejor todavía, porque aquí no se esperan a los créditos y realmente te eleva a niveles LOS PELOS DEL ESCROTO COMO ESCARPIAS la confrontación final.

We’re gonna need a bigger boat

3: Povres Criaturas

Este año ha triunfado una película sobre una mujer que desconoce mucho de su identidad y viaja al mundo real para regresar a su hogar como una persona completa. Pero sólo una contiene una secuencia de creo que más de un cuarto de hora con Emma Stone follando sin parar. Y sólo una es steampunk, que para mí sube diez puntos de interés a cualquier obra (y por eso mi sub subgénero favorito es el de viajes en el tiempo a o de época victoriana).

Lo curioso es que considero que “Canino” es una de las películas más sobrevaloradas de todos los tiempos. Pero poco a poco, Yogur Langostinos ha ido ganándome. Creo que “Langosta”, peli que entiendo autobiográfica, se coló entre mis favoritas de su año. Ya hasta le perdono su manía por el ojo de pez en esta nueva cinta porque tampoco lo usa siempre igual y, qué cojones: porque es bonica de ver y la historia, según un libro del tarado escocés de Alisdair Grey (si queréis leer ciencia ficción enajenada, probad “Lanark”) me interesa. Una especie de Frankenstein mezclado con los inicios de la liberación de la mujer y con Mark Ruffalo haciendo de mierda de manera espectacular. Sólo hay alguien que me han dado más ganas de abofetear con su interpretación este año, pero ese personaje que ni siquiera es actor está en el primer puesto de la lista.

Mira Emma: te voy a contar por qué el experimento Milei es un verdadero soplo de aire fresco en pos de la libertad individual…

2: Dungeons and Dragons: Honor entre Ladrones

Como he dicho, el fin del imperio del frikismo comenzó hace tiempo (con el Gamergate y luego con el estreno de Los Últimos Jedis y el alzamiento del fancismo), pero este año es en el que se ha rubricado el documento con el fracaso se esta película que viene a ser algo que un fan de la fantasía como yo estaba esperando desde hace tiempo. Sí: es la fórmula de Guardianes de la Galaxia aplicada a Dragones y Mazmorras. ¿Y qué? Me da igual si el resultado es tan divertido, el reparto está tan bien dirigido y el espíritu de una partida entre colegas tan bien conseguido. Sobre todo por la muy acertada idea de centrarse en personajes de perdedores (otra vez según el modelo Gunn).

Además: ¡Dragón gordo! El personaje del año.

¿Es la mejor peli del año? No. Sobre todo ESTE año, en el que hemos aprendido ya que los orgullosos freaks eran gente a la que NO quieres dominando las redes. Pero yo seguiré siendo un nerdo. Ahora me retiraré a mi cottagecorismo la mar de tranquilo, como cuando la música celta dejó de ser popular. No pasa nada. ¿Que me gustaría una secuela? Sí. ¿Que puedo esperar? Pues claro que también. ¿No pasé todos los 90 sin nada de fantasía medieval en el cine?

1: Codón es un máquina

La película con el personaje más fostiable del año. Y tal personaje… ¡ERA YO!

En la foto: Papá Pitufo Cabrón

“Anda, Paco, qué poca vergüenza tienes que has puesto la peli en la que sales la primera. Pues sí. Aunque creo que le sobran sus diez minutitos de la primera mitad, es mi favorita porque estoy orgulloso de mi aportación. No sabéis lo jodido que es improvisar todo un guion con trama y sacar un personaje de la nada en diez minutos y las subsiguientes diez horas de grabación.

Yo me lo pasé bien. Mucha gente se ha reído con esta especie de terrorismo audiovisual lo cual, como payaso que soy, me agrada. Pero, con sus limitaciones y problemas obvios, este largo de Norberto tiene al menos una peculiaridad en al historia del cine: que yo sepa, es el mejor rodado en un día. Que eso no da de comer ni al ego, pero mirad… ante la desaparición progresiva de la apreciación por el cine, que va camino de ser algo marginal y que se consuma más que se disfrute como le pasa ya a mucha música, al menos Norberto, Codón y yo (y todos los actores que improvisaron sus mierdas en la peli) no entramos dócilmente en esa buena noche, sino que nos cagamos en ella.

Valors.

Las de Marlow

Parece mentira, pero mi munhé y yo hemos ido al cine más en el año 2023 que en los últimos 25 años: 2 veces.

No, es broma: hemos ido al cine docenas de veces este año y ha sido, sin duda alguna, nuestro mejor año ever. La cantidad de obras maestras que hemos visto aún nos impacta. El problema es que fueron todas pelis antiguas:

“Rebeca” de Alfred Hitchcock (en Atenas – si tenéis la oportunidad de visitar los geniales Summer Cinemas, hay que sacar provecho).

“Rebeca” es un caso interesante: es una de las tres pelis con Laurence Olivier como prota que merece la pena (las otras son “Espartaco” y “El animador”) y borda su papel de pijo misógino insufrible con munhé barba. La peli, sin embargo, es genial por el trabajo extraordinario tanto de Joan Fontaine como de Judith Anderson. El contraste de los papeles de las actrices es genial: Fontaine como la ingenua y Anderson con la amargada perturbada de cierta edad. (Papel que Fontaine retomaría años después en la vida real).

La prueba de que alimentarse de odio no resta años de vida

También vimos en agosto la mejor peli de acción y suspense con espías que jamás ha existo: “Mission: Impossible – Dud Reckoning Part One”.

No, es broma: fue “Con la muerte en los talones” de Alfred Hitchpolla en Cibeles de Cine.

Dicho esto, hay que reconocer que Tom Cruising borda su papel en ““Mission: Impossible – Dead on Arrival at the Box Office” de señor con tres munheres barba: Haley Atwell, Vanessa Kirby y Rebecca Ferguson. El contraste de los papeles de las actrices es genial: Atwell como la pija inglesa, Kirby como la pija inglesa y Ferguson como la pija inglesa.

Dicho todo esto, mis mejores experiencias con pelis clásicos en jran pantalla han sido con Paco Fox:

Bronce “El planeta de los simios” en su TDC con Ángel Codón. Jamás habíamos visto los increíbles primeros 30 minutos de la peli – que están a la altura del resto.

Plata “Videodrome” – la peli en sí me aburrió tanto que, como buen anciano que soy, me quedé dormido durante largo rato a pesar de la presencia de la legendaria Debbie Harry y, por casualidad, estar sentado al lado de los aún más legendarios Paco Fox y Marina Victoria. ¿Por qué fue una de mis highlights del año, entonces? Porque descubrí que mis guapos amigos Paco y Marina habían pagado sus entradas, mientras un servidor había recibido dos gratis de la organizadora. Casi no hay mejor gozo para un viejo escocés tacaño (y pobre).

Oro “Un tipo genial” Primera vez que he vuelto a ver la peli desde su estreno hace 40 años y es aun mejor que recordaba. Pero no hay mejor gozo para un viejo escocés leal que disfrutar de la peli favorita ever de mi querido Paco en su compañía y con muchos otros amigos. (Y enseñar a los muy cretinos lo fácil que es pronunciar correctamente el apellido ‘Urquhart’).

Y con esta corta introducción a las pocas pelis del 2023 que me gustaron:

4º lugar “Los asesinos de la luna”

Mejor trabajo de Scorsese y De Niro en muchos años; historia fascinante; ambiente de la época y localización inmejorable; fotografía y set pieces de virtuosos; excepcional la música de Robbie Robertson.

No del todo perfecta, sin embargo: el viejo misógino Scorsese presta demasiada atención a los varones malos blancos y no suficiente a los osage, especialmente imperdonable con Lily Gladstone y Cara Jade Myers siendo tan geniales que merecieron más tiempo y mejor desarrollo por el guión.

Tambien me dejó con la intriga: ¿quien va a ser más obeso cuando tiene cierta edad: Brendan Fraser o Jessie Plemons?

– ¿Es usted Leonardo Di Carpio?
– No, soy Fat Damon

3º lugar “Misterio en Venecia”

Grata sorpresa: jamás me han interesado las historias de Agatha Christie, pero la adaptación libre de uno de sus libros a cargo de nuestro querido Kenneth Bragas me hizo feliz. Peli old-fashioned, eso sí, pero mucho mejor por eso. El ambiente es impresionante en lo audiovisual y con un gran reparto. Da gusto recordar que Jamie Dornan puede ser muy bueno, el niño es genial, Michelle Yeoh tiene un papel interesante y atípico y siempre es un placer volver a ver a Kelly Reilly en pantalla.

No del todo perfecta, sin embargo: el personaje de Tina Fey no cuadra con el estilo del resto de la peli (lúgubre).

También me dejó con la intriga: “¿Como pudo Alex de la Iglesia hacer un truño tan malo como Veneciafrenia”?

2º lugar “Oppenheimer”

Mucho mejor que “Creadores de sombras” (de verdad, ¿quién en su sano juicio pensaría que el guaperas Paul Newman sería convincente como el gordinflón Leslie Groves? Roland Toffee, that’s who.)

No del todo perfecta, sin embargo: laaaaaaaarrrrrrrrggggggggaaaaaa.

También me dejó con la intriga: “¿quien va a ser más obeso cuando tiene cierta edad: Matt Damon, Brendan Fraser o Jessie Plemons?

– Disculpen ¿Es usted Fat Damon?
– No, soy Señor con Bigotón de Incógnito

1º Lugar “Llaman a la puerta”

Muy, muy difícil poner a mi vasta horda de hijos de acuerdo sobre ninguna pregunta, pero la peli del artista anteriormente conocido como ‘M Shite Shyamalan’ lo consiguió.

Después de verla con las hijas, mi munhé lanzo esta pregunta a todo la horda en la próxima cena familiar:

¿Si llega una pandilla de zumbaos a nuestra puerta y dicen que tenemos que sacrificar a alguien de la familia, a quien escogerías?

“¡Mi padre!” “¡Papá!” “Dad!” “Faither!” “¡El viejo!”

- Tú vas a por el e
– Tú vas a por el escocés, yo voy a por el escocés y el resto que vaya a por el escocés.

Mención especial:

“Marlowe” No la he visto, por supuesto (sale el inútil Liam Neeson como prota) pero el título promete.

Las de Jaime

Un artículo me manda escribir Paco
Y en mi vida me he visto en tal aprieto
Ver películas dicen que es coqueto
A ver qué Feck de opinión me saco

Creo que la sensación general de este año 2023 en términos de cine ha sido de agotamiento. Este es el año en el que varias ultramegafranquicias trasatlánticas se han pegado leches considerables en taquilla y en el que el verdadero evento ha sido una combinación de dos películas muy diferentes entre sí PRECISAMENTE por eso. Al menos, a pesar de una campaña de marketing estupenda (y carísima) por parte de Barbie, ha sido algo con alguna traza de “venir de abajo” por el placer de mezclar surrealista dos conceptos tan distintos.

Barbie, la película que nos descubrió que puedes hacer el femenismo bien pagando a una megacorporación por muñecas y accesorios. Sin ser una cantidad… excesiva

No voy a incluir a Barbie en mi lista porque ya se ha hablado muchísimo de ella (en este propio artículo seguramente esté presente), pero no me deja de llamar la atención que una propia corporación se haga su propia pseudoparodia. Antes al menos se tenía que hacer una versión estilo “Stacy Malibú”.

Eso sí, tenemos muy claro que Hollywood va a aprender las lecciones equivocadas de la película y ya se prepara una película de Uno, el juego de cartas y otra de La Bola 8 Mágica que te contesta preguntas. Lo peor es que no es coña.

Este año también me da la sensación de tener bastantes películas interesantes en mi “lista por ver”, que aún no me he puesto al día. Creo que hay películas que tengo ganas como “Into the Spider-Verse”, “Elemental”, o “El chico y la garza”, e incluso “Creed 3” que todavía no he visto.

¡Esta es la que jode de verdad no haber podido ver todavía por vivir fuera de EPPPPAÑA! Ojalá la adapten en Francia sobre hacer películas en Corso como “Codón est una machine. la comédie espagnole de l’année”.

Por no entrar en “Napoleón” y “Killers of the Flower Moon” porque necesito tomarme un día de asuntos propios para cada uno… O fingir una enfermedad

La enfermedad se llama CINE

Para compensar, me he visto bastantes bodrios a lo largo del año que me hacen perder la fe en la humanidad. Cosas como La Sinegrita (esta es más bien insulsa), Bird Box: Parchelona (nos estamos pasando con las secuelas) o EL FLASH. De esta última, lo único reseñable es la aparición de Mary Bell Verdú, muy por encima del nivel de la película (en serio, me parece que está maravillosa) y espero que le den más papeles en Hollywood. Bueno, y bebés infográficos que se aparecen en pesadillas. Y eso que soy super fan de los cómics de Flash.

La PEOR con diferencia que he visto este año. Estaba en Netflix, se puso casi por equivocación… Fue como ver un accidente múltiple a cámara lenta. Muy lenta. Muy múltiple.

Así que, vamos con algunas películas a comentar, sin orden ni concierto

LÓPEZJAIME

La reseña de una línea: Es… la bomba.

La otra parte del Barbbenhaimer. Indiscutiblemente aupada por el fenómeno. Esta es una película de gente hablando en despachos lidiando con las consecuencias de la investigación atómica. Vamos, como las películas de Godzila.
El argumento es un poco confuso por momentos, porque realmente el meollo de la cuestión que interesa (al menos a mi) es todo el proceso de construcción de la bomba atómica, Pero seguimos pudiendo comprobar que Nolan es un director “cinematográfico”, a pesar del truño aún más confuso que fue Tente. Todo luce en pantalla, incluso los primerísimos planos de un Cilian Murphy dudando si se ha dejado encendido el gas.

¿Estaba compulsada la copia del DNI que puse en los papeles de renovación del seguro? ¿Hasta cuando era el plazo?

INDIANA JONES Y CADENA DIAL

La reseña de una línea: Una película más que digna de Indiana Jones.

No llega evidentemente a las cotas de las tres primeras, y se nota mucho que no está Spielberg a los mandos. Revisé la Cagalera de Bisbal y, aunque tiene problemas que todos sabemos (los monos, el tercer acto se cae todo por los suelos…), la manera de rodar que tiene Spielberg tiene una JRANDEZA que no tiene Mangold.

Pero aparte de eso, es una película notable. Tiene muchas cosas que recuerdan a Fate of Atlantis (eso es un plus para mi), funciona como un tiro, es emotiva en el buen sentido, y los efectos especiales dan esperanza de que estemos “al otro lado” del valle inquietante.

Uno sigue queriendo ser Indy. Es aspiracional hasta de jubilado.

DRAGONES Y MAZMORRAS: UN MUNDO INFERNAL

La reseña de una línea: No se engañe por el acabado de “fantasía genérica”, esta es la Fantasía Genérica Original

A la cuarta película va la vencida. Por fin tenemos una película de D&D que es decente. Captura muy bien la locura de jugar al rol con unos amigos, con ideas disparatadas, y con muchos momentos perfectamente reconocibles, como pifiar, sacarse una solución ingeniosa y, en general, pasar un buen rato diviertiéndose sin necesidad de ser TRANSCENDENTE.

Peca un poco quizás de exceso de referencias. Entiendo que poner un dragón negro lanzando ácido en lugar de fuego, o poner un Cubo Gelatinoso es estupendo si conoces el mundo de D&D, pero puede resultar extraño para un público más generalista.

Mención especial a Hugh Grant en un papel que le viene como anillo al dedo y Jarnathan, un Aarakocra lleno de personalidad

No me digáis que no es maravilloso

MISSION IMPOSIBLE: ME CAGON TUS MUERTOS PARTE UNO

Reseña de una línea: Otra más de Tom Cruise, que no es poco

Otra de las películas de esta lista (junto a Lopezjaime) que está rodada, técnicamente hablando, “como Diox”. Es verdad que en la franquicia están ya dándole a la churrrera y sacando otra y otra, pero… las hacen tan bien… Son la versión buena de James Bond.

Tom Cruise corriendo, ¿qué más se puede pedir?

La escena del tren del final (ah, trenes en Mission: Imposible) tiene una tensión alucinante, y obviamente el rodar stunts alucinantes hechos “a la antigua” diferencia estas películas de versiones más al uso donde la pantalla verde hace que todo termine teniendo un matiz “de mentira” que no emociona tanto. Hay que reconocer que Tom Cruise está usando toda su influencia para empujar hacia adelante, pero en direcciones totalmente distintas a la mayoría de la industria, algo que es admirable. Rabiosamente de actualidad hablando de los peligros de la IA, en una suerte de metacomentario.

ABARATAR 2: AHORA EN MOJADO

Reseña en una línea: Se nos había olvidado todo, pero el mamón de Cameron sabe lo que se hace

Técnicamente es de finales del año pasado, pero yo la vi en Enero. Ha pasado como con Abaratar 1, nos hemos olvidado ya totalmente de ella. Pero sigue siendo un espectáculo circense de primer orden. El argumento es tan complejo como el de El Pollo Pepe, pero es increíblemente inmersiva

Interplanetary Geographic

A los 3 minutos se te olvida que todo es CGI y te quedas con la boca abierta el resto de las tres horas que dura. Es una demostración de superioridad técnica por parte de James Cameron al resto de una industria donde el CGI se utiliza cada vez más a lo bestia y con peores resultados.

En cierta manera, James Cameron es el “anti-Tom Cruise”, si el uno se empeña en avanzar en efectos prácticos, el otro quiere demostrar que sí que se pueden hacer buenas cosas con los ordenadores. Poner esto al lado de EL FLASH es darse cuenta de que hay algo que está mal en cómo trabajan los estudios ahora mismo.

El problema es que las películas de Abaratar recaudan una barbaridad, pero tienen la influencia cultural de un capítulo de El inquilino. Ya nadie se acuerda, no ya de la primera, de la segunda. Son puro espectáculo de barraca de feria. La pregunta en el aire es: ¿Qué pasará con la siguiente?

LOS GARDAI DE LAS GALAXIAS, VOL 3

Muy decepcionado que la presentación de los nuevos uniformes de la Garda (policía irlandesa) no los hiciese Colm Meaney

Reseña en una línea: Algo destacable en el desierto que es el MCU últimamente

Este año las películas de superhéroes han sido bastante bluff. Hemos pasado de la sobreabundancia no sólo de películas exitosas, sino genuinamente buenas, a un páramo que veremos donde termina. Porque es que hay cosas de Antman y la Avispa: Quadrophenia que parecen de “Los Siete Magníficos del Espacio”. Dentro de este páramo, tenemos claro que James Gunn hace películas (y series) con HALMA. Y eso es de agradecer. Permite albergar algún tipo de esperanza para nuevas películas ahora que tiene mano en DC, pero nos partirán el corazón igualmente.

TETRIS

Reseña de una línea: Tu, tu tutí, tututi, tututí, tututí, tututitutututi

Tengo debilidad por las películas describiendo cosas del mundo de la tecnología. Deformación profesional, supongo. Tanto clásicos como “Piratas de Silicon Valley” como cosas más modernas como las series sobre WeWork, Uber o Theranos (todas muy recomendables, especialmente por ver a Jared Leto haciendo de raro, con lo normalito que es él). Además, la historia del Tetris, como juego inventado en la Unión Soviética, es fascinante de por sí.

De propina, Taron Egerton con bigotón. Todo bien.

FLORA AND SON

Reseña en una línea: Habrá que recomendar la “comedia irlandesa del año”, digo yo

¿Película o empresa de mudanzas? Usted elige

Deliciosa (esto es para hacer rabiar a Paco) película irlandesa sobre una madre soltera con hijo adolescente con problemas que se reconcilian gracias al PODER DEL AMODE LA MÚSICA. A ver, está dirigida por John Carney, director de Once y de Sing Street, y se engloba en su mismo estilo.

Mejor combinación de tagline/título de película en Español EVER

Ella (Eva Hewson) aprende a tocar la guitarra gracias a hacer llamadas de Zoom con Joseh Gordon-Levitt para conectar con el hijo que tuvo adolescente con Jack Reynor (el capullo de Midsommar, aquí haciendo de… imbécil, terminará encasillado). Eva Hewson hace un papelazo…

¡Hola! Soy la hija de Bono, pero no del de Castilla-La Mancha, ¡del otro!

En fin, una Feel Good movie de pasarlo mal por ratos pero terminar con esperanzas en el futuro, que falta nos hace. Porque estos son los terribles años 20, que dice Paco, y necesitamos fuerza y buenos propósitos para el año nuevo. Toda ayuda será poca.

Las de Hellen

Me voy a enrollar así que como intro graciosa diré que en cierta tienda de venta de muebles y menaje de origen sueco venden un líquido que es un concentrado de arándanos. Se bebe disuelto en agua. Está muy bien para mejorar el sistema inmunitario porque es vitamina C. Su apariencia es de vino tinto. Beberlo en un vaso semitransparente de cierta marca de cafés con pajita hace que en las reuniones de trabajo no te vengan con monsergas porque eres «la tía que bebe en horas laborales y no se corta». Si a la reunión van superiores que saben que no bebes porque eres intolerante a los sulfitos y te cagas viva, las tiradas de estos a la resistencia a no hacer un palmface tiene un +2 a la dificultad.

Cositas.

1.- Indiana Jones y el dial del destino.

Hay que verla, es la despedida del personaje y era necesaria porque quizá sea la despedida más realista y mejor adaptada a un ídolo de la infancia: La jubilación de alguien que ha consagrado en silencio su vida a la historia, nazis (porque el odio al nazismo está justificado y no, no se odia suficiente a la gente que practica el nazismo como deporte de riesgo -con este también te quedas tonto-), porque los cameos de personajes de la saga son un abracito al corazón (y el final es un abrazote que si no te emociona, estas muerto por dentro), porque por fin se habla de algo realista: ¡Las lesiones y los daños de los personajes de las pelis de acción! ¡¡¡REALISMO MÁGICO ES ESTO!!!

Mads Mikkelsen es un malo maravilloso, Antonio Banderas soltando un taco en español me da la vida y el objeto mágico elegido es una maravilla que retoma la esencia de las películas más clásicas de la saga. No me vengáis a llorar con el CGI, porque está usado con bastante sabiduría y buen gusto. Y hay persecución, que para mí una persecución bien hecha es como para Paco un viaje en el tiempo (mejora un 23% la película).

¡Coño, Indy!

2.- Oppen (Jerry Bruck)heimer.

A ver, es una película que no se ve igual con ojos femeninos que masculinos y no es por dividir opiniones, es que es un hecho. Porque la película sí, va de un científico que inventa la bomba atómica (o como la llaman en Donostia, una traca de explosión controlada) y las implicaciones morales que esto conlleva. La cosa es que hay una pregunta que siempre queda en el aire con las películas de Nolan. Nolan, bonito ¿Qué niña se metió contigo en el colegio para reducir a las mujeres a personajes conflictivos u objetos sexuales? ¿Estás bien? ¿Quieres un abracito y un matcha con leche de avena? En serio, te da un discurso bastante feo sobre que las mujeres que rodeaban al pobre Bobby eran muy tóxicas, que junto al discurso victimista de él genera el verdadero drama de la película, con unas interpretaciones que se van a llevar, como poco, nominaciones, como es el caso del mejor actor protagonista y a Robert Downey Jr como mejor secundario. Es algo que te queda claro al verla.

Aún así, mis dieces al tiktoker que subió el vídeo de la escena de la explosión en un cine donde alguien se tiró un pedo… En mente siempre será ese el sonido de la escena y tiene un Óscar en mi corazón.

3.- Misterio en Venecia.

Esta película he de decir que no me ha encantado exactamente por la suma de las partes, si no por el todo que construye. Michelle Yeoh no creo que esté en la mejor de sus interpretaciones, el Poirot de Branagh es tan suyo que Ágatha Christie le va a pedir la prueba de paternidad a Kenneth, y Tina Fey a veces no me termina de encajar, sin embargo la fotografía, la atmósfera, el tiempo con lo que miden los actos (porque es casi teatral), el vestuario, decorados y el final al amanecer constituyen, a pequeña escala, una bonita función de teatro llevada con un poco más de pompa y circunstancia al cine y que la hacen una película que funciona como un todo y no como la suma individual de sus partes como os digo.

BI GO TÓN

Por cierto, existe un libro interesantísimo sobre historia llamado «Fuego griego, flechas envenenadas y escorpiones. La guerra química y biológica en la antigüedad», que lo mola todo. La autora se llama Adrienne Mayor. Mi recomendación es que no lo leáis antes de ver la película a riesgo de autoespoilearos el final con una página en concreto de ese libro.

4.- Guardianes de la Galaxia Vol.3.

Esta película genera sentimientos encontrados en las valoraciones de público. Yo creo que es un poco polemizar por tener atención: Es una jodida película de superhéroes que empieza con un duelo (los superhéroes también tienen supersentimientos) y que hablan de cómo una infancia chunga y una paternidad irresponsable puede ser dolorosa, pero no es determinante si trabajas en ello y encuentras un grupo de apoyo con gente, con sus cosas, pero buena intención.

Por lo demás, es una película entretenida. Por lo que se ve, eso está mal visto. Quiero dejar una idea sobre la mesa, como el que deja una cesta de pan antes de servir la comida: Habrá quien se queje de las harinas refinadas y otros que se lo coman sin pensar. Pero si aplicamos las valoraciones que le damos a películas a las personas, estaríamos muy jodidos. ¿Una persona entretenida nos parece mal? ¿Tenemos que buscar a una persona que sea tremendamente divertida? ¿Entendemos lo cansino que puede ser el estar con alguien como cuando Pablo Motos intenta ser gracioso?

Si llaman a Paco o le dejan un comentario en este post diciendo que «Pablo Motos le gusta a mucha gente», primero no me haré responsable y segundo, vivo en una casa donde veo su programa TODAS LAS NOCHES POR OBLIGACIÓN. Qui’cir, si me llaman por lo de la tarjeta del hormiguero mi respuesta a la pregunta «¿y qué vas a hacer con el dinero?» será «pagarme un psicólogo de los buenos». Pablo Motos como medida de la falta de sentido crítico en este país ya.

5.- Renfield

La comedia del año y me da igual lo que diga Francia. Que sí, que es cantosísima la traspolación del abuso narcisista como el vampirismo del siglo XXI, pero tomaos un momento para pensar: Se nota un montón lo mucho que Nicolas Cage disfruta de hacer Drácula, cual cochino en charco y con sus uñas acrílicas y traje de terciopelo, Nicolas hace un Drácula muy divertido y muy vivido (¿ahora quiero jugar un vivo de Vampiro con Cage? ¡Obviamente! ¡Nicolas, vente y te damos merienda cena!), el maquillaje y vestuario están muchísimo mejor de lo que se ha valorado, la idea de meter a un grupo de apoyo emocional es verdaderamente desternillante y es uno de los puntos fuertes de la película junto con Awkwafina, esa mujer a la que sólo le saben maquillar los pómulos para la alfombra roja, porque no hay película en la que no salga con carapan y que es una de mis «bordes guays» favoritas (seguramente junto a Joan Cusack). Las escenas de acción son MUY interesantes y es loca en toda su concepción de la historia.

Y en sus batas a lo Hugh Hefner

El hecho de identificar el vampirismo con el abuso narcisista hace que el espectador entienda mejor el vampirismo, es más, hasta lo haga suyo y empatice más con Renfield. Muy mala decisión lo de quitar una posible escena musical que se da a entender al final de la película y un asco que el DVD y el bluray se estén vendiendo sin extras. Tienes que irte a la versión de USA para tener el contenido con extras que es el que interesa. Y muy poco valorada para la que quizá sea mi película favorita del año.

Bonus:

Por si a alguien le interesa, por aquello de que Goyo Jiménez es experto en asuntos americanos y yo en asuntos Beatlellicos, Apple TV ha sacado una serie- documental llamada «John Lennon: Murder without trial». Si sabéis lo básico de Lennon, este documental, que centra su primer capítulo en las últimas horas de Lennon, el segundo en las investigaciones y el tercero en la resolución del juicio y las implicaciones actuales sobre si liberar a Chapman o no, no pone ninguna pica nueva en Flanders (más divertido que ir a Bélgica). Si no sabéis de qué fue todo, está entretenido, como Beatle fan le doy un 5 raspado. El mejor capítulo de hecho es el primero, luego decae.

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 4.8 / 5. Recuento de votos: 66

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.