Elijan al Persono del Año 2023

Foto del autor

4.8
(80)

Debido a un evento que todavía no relataré en ente blog, la entrada del año pasado fue comentada entre catedráticos de derecho con gran regocijo. Porque no me cabe duda que hasta entre abogados existe gente con sentido del humor. No así en los departamentos de RRHH de las empresas, claro, de donde nunca saldrá un ganador a onvre del año. En serio: A la gente le extraña el que dice “Vale: quiero ser PROCTÓLOGO para hacer tactos rectales”, pero yo soy más de no comprender a las personas que en un momento de sus vidas dicen “Bien: quiero dedicarme a vigilar y putear a los empleados y a no tener empatía”. Como todos sabemos, los psicópatas tampoco tienen mucho sentido del humor hasta el punto de, como nos enseñó Brett Easton Ellis, gustarles Pil Collins por los motivos equivocados. “No Jaquet Required” no es buen disco por su inmaculada producción, sino por ser una diversión mundialmente aceptada compuesta por un tío que no es tonto y que llegó a ser ídolo de masa teniendo cara de contable o incluso, sí, de abogado. No de empleado de RRHH, claro.

Aquí, a vuestra disposición para votar, están personos de la que me he ido acordando y que han hecho del 2023 un año con más valors, sean de dar mucha risa o sean por hacer un mundo mejor.

Marco Goecke

En el mundo de la crítica siempre ha habido mucho gilipollas. Es obvio: las negativas, sarcásticas e hirientes venden más que las mesuradas. Recientemente hasta vi una peli con Ian McKellen en la que interpreta a un crítico que recurre a hacer el mal más grave cuando le piden que no sea tan cabrón, por ejemplo. La cinta está ambientada a principios del siglo XX, pero la cosa se ha puesto incluso peor en la era de los fancistas y los clickbaits. Aunque no quiero ni pensar cómo puede ser de dura en ambientes que se creen más elevados. En esos en los que los críticos se suelen basar en supuestas bases de excelencia que, bien analizadas, resultan más dudosas, como los degustadores de vvvvvino.

No sé si Marco toma vvvvino, pero tiene cara de fucker

Pues Marco, director de una compañía de ballet, se hartó un buen día del ataque constante de un crítico y actuó como debería hacer mucha gente cuando le putean en la oficina: usando caca. Concretamente de perro en la cara del crítico. Que yo soy más de tupperware en la mesa de RRHH (hay un tema complejo subyacente en este artículo que no sé si estáis pillando, que vivimos en un mundo en el que un amigo profesor me dijo que sus alumnos no entendieron el subtexto anti nazi de “El día de la bestia”). Pero hay un je ne sais quoi muy a lo mono Paco de echar mierda. Que como riesgo laboral para un crítico está por debajo del de los estibadores o el del organizador del Orgullo en Moscú.

¿Estamos de acuerdo en ente vlog con agarrar heces y untarlas nocíllicamente en la cara de gente? No, claro. Que aquí somos conciliadores. Pero, en la era en la que todo el mundo juega a ser crítico hiriente en Filmaffinity aunque les ponga burraco pensar en Alexandra Jiménez cagando (la explicación de esta historia real podéis leerla aquí), nos hace gracia.

Mandy Patinkin

La huelga de actores y guionistas ha sido histórica por dos motivos: el primero es porque hacía mucho que ambos colectivos no se ponían de acuerdo para hacer una. El segundo es por revelar a los aficionados al cine lo increíblemente mierda que son los directivos de los grandes estudios. En un mundo como el del cine en el que todo dios suele ser muy pelota y callar a la hora de enfrentarse con los poderosos o, qué cojones, con cualquiera que les pueda dar trabajo, varios famosos han levantado la voz.

Pero sólo uno interpretó a Íñigo Montoya.

Ese porte explica que también tenga ocho discos en solitario. Pero sin acento español cutre.

“You killed residuals, prepare to pay” es la amenaza que se cumplió. Los gerifaltes y sus contables (colectivo al que sólo le tengo un 1% de respeto porque Jack Elam fue uno) pensaban que podían timar a medio Hollywood creando un sistema en el que no escatimarían pagar lo firmado en contratos a lo largo de los años. Actores, directores y guionistas llevan décadas cobrando menos de lo ideal a cambio de recibir dinero cada vez que se venden sus obras. ¿La idea? Pues no las vendo, sólo las tengo en mi plataforma y además no las pongo a disposición de los abonados. Además de ser una jugada mierda, les ha salido mal por partida doble porque han comprobado rápidamente que es un modelo más insostenible que los NFTs de monos. De esos con los que quieren que paguen a la gente en Argentina. Pero ese es otro tema.

El community manager de la cárcel de Jaen

Como hemos dicho antes, siempre atrae más atención criticar hirientemente que constructivamente. Por lo tanto, apoyamos sin fisuras a los presos que se dedicaron a poner reseñas positivas de su estancia en la cárcel de Jaén porque, ya sabéis: Andalucía es superior al resto del mundo en tomarse la vida adecuadamente. Esto puede doler a otros países y regiones, pero es así.

Sin embargo, aquí queremos reconocer el valor del community manager que, en lugar de hacer el sieso y borrar las respuestas o fingirse ofendido, contestó con idéntico cachondeo. Estar en prisión o trabajar en ella no tiene que ser el trabajo de ensueño (pero más dignas ambas cosas que ser de RRHH, claro), pero dice mucho de una buena actitud vital el tomárselo con jracia.

John Green

Antes del PicoGate de un calvo que debería llevar peluca por denigrar la imagen de otros pelados ilustres como PIL Collins o Mr Proper, ya hubo mierda en el fútbol español. Lo cual no sorprende: como he dicho muchas veces, cualquiera que haya compartido baño con peña futbolera sabe que lo de la guarrerida y el futbolerismo van mano a mano. Señores fans del balompié: la escobilla no es decoración aunque, como tengo la mía, esté en un recipiente con forma de cabeza de Piolín (que era un personaje con la cabeza llena de mierda y muy hijoputa, pero eso también es otra historia).

En mayo, el presidente de la liga se dedicó en Twitter a recriminar a un jugador (no me acuerdo del nombre porque yo me lavo el prepucio todos los días, por lo que soy sólo seguidor moderado de esto del fútbol) que había recibido insultos racistas que no había ido a unas reuniones. En lugar de simplemente apoyar y callar por el momento. Además, vino a comentar que si a los jugadores se les insulta diciéndoles “maricones”, pues que mono y tal también. Así que, ante una figura tan imbécil, entró alguien que no me esperaba. Twitter es la mierda, pero tiene ciertas ventajas. Una de ellas es que gente a la que sigues por otros motivos y que no tiene nada que ver con nuestro país entre a saco a cantar las cuarenta a capullos locales.

Ese fue John Green, autor de novelas young adult del que soy muy fan desde sus viejos vídeos de Crash Course de historia y sobre todo por su podcast con su hermano Hank (que ha superado un cáncer y eso me alegra: es increíble la sensación falsa de cercanía que este formato aporta entre locutor y oyentes). Feck: hasta vi “Bajo una misma estrella” en cines rodeado de sollozantes chavalas de 16 años. Extraño como un árbol en Madrid (que sería la nueva versión de Sabina, ahora que hay patos en el Manzanares). El caso es que Green es futbolero (supongo que se lava poco porque siendo anglosajón eso va de base) y hasta apoya económicamente a un equipo de fútbol inglés. Así que se enteró del asunto y entró a trapo con un bonito:

“Javier, I am learning spanish so that I can communicate directly with you. Let me know if I said this correctly: Mi hermano en cristo, cierra la puta boca.”

Puntúa doble por tener cara de seminarista.

La palabrota en español es la que da toda la calidad.

El gang de la orca Gladis

No siempre podemos disfrutar en enta serie de artículos de nominar a un Ente Hanimá. Ya tuvimos al antes nombrado Mono Paco, por ejemplo. A la hermandad de mamíferos peculiares se une la orca Gladis y sus quince colegas, que han convertido el mar en su propia zona de Guerra cuales pandilleros de Walter Hill. Los cetáceos se dedican a golpear a todo barco que ven. Algunos dicen que por jugar. Otros que por proteger su territorio. Yo quiero creer que es POR JODER.

The Gladi-ators empezaron atacando en el Estrecho de Gibraltar y luego se movieron a Jalicia. Se dice que por seguir a los atunes. Aquí también preferimos creer la versión V&S: por ir de capital de la sordidez (Algeciras) a capital de la sordidez (toda Jalicia así en xeneral).

André 3000

Te tiras 17 años sin sacar un disco. Claramente, no necesitas pasta. Por lo tanto, ¿qué es lo que haces? Efectivamente, todo lo que te sale concretamente de la huevera.

André 3000 era miembro de OutKast, un grupo de hip hop que hasta yo puedo decir que no estaba mal. Además, hizo pelis en las que estaba solvente como actor (A favor de “Cuatro Hermanos”, pero no le perdono “High Life”)

¿Y qué ha sacado este año? Lo normal: un disco experimental de flauta jazz. Que ya de por sí daría para nominación (todos sabemos que la flauta, en palabras inmortales de Mariano Rodríguez dirigidas a mí es el instrumento virgo por excelencia) Pero se eleva con los títulos. Porque a la hora de nombrar composiciones instrumentales hay varios caminos: El aburrido (Opus 3 en re menor), el habitual (Tarde de verano) o el excelso. Ejemplo de esto último en el disco de André 3000 en su primera canción:

I Swear, I Really Wanted to Make a “Rap” Album but This Is Literally the Way the Wind Blew Me This Time

MUY BIEN. Qué coño, ahí va todo el tracklist:

02 The Slang Word P(*)ssy Rolls Off the Tongue With Far Better Ease Than the Proper Word Vagina . Do You Agree? (Ésta la he escuchado para comentar si estoy de acuerdo con tal afirmación. Lo estoy, si bien, como experto comeconejos, prefiero el español debido a que los gatos me dan alergia)

03 That Night in Hawaii When I Turned Into a Panther and Started Making These Low Register Purring Tones That I Couldn’t Control … Sh¥t Was Wild

04 BuyPoloDisorder’s Daughter Wears a 3000® Button Down Embroidered

05 Ninety Three ’Til Infinity And Beyoncé

06 Ghandi, Dalai Lama, Your Lord & Savior J.C. / Bundy, Jeffrey Dahmer, and John Wayne Gacy

07 Ants to You, Gods to Who ?

08 Dreams Once Buried Beneath the Dungeon Floor Slowly Sprout Into Undying Gardens

HENIO.

Jenni Fermoso

Jenni From Carabanchel ha demostrado este año que se crio allí y que nadie intenta manipular a una tronca del barrio. Pocos esperábamos, tras ver la victoria de ESPPPAÑA gracias al carmonazo, el bochornoso pico no requerido del Doctor Maligno a Jenni (y no seáis “equidistantes”: ¿vosotros le habéis dado algún pico a una compañera o subalterna de trabajo? Quod erat demostrandum). Pero al menos demostró que obviamente el Me Too español iba a empezar en el furngo, que por algo media África lleva camisetas de equipos españoles aunque muchos quieran emigrar a Italia (aprovecho para recomendar la peli «Io Capitano» de próximo estreno, con dos chavales vestidos del Madrid y el Parchelona en odisea para buscar la felicidad en Italia).

¿Cómo hizo el Meetoo Jenni? De la mejor manera posible: poniéndose en manos del sindicato y de sus compañeras. Nada de llamar a Ronan Farrow. Aquí habla el comité. Además, su acto llevó no sólo a la dimisión de Lex Chunghor, sino también al cierre en twat-ter de la cuenta de Alvise el Follardillas, así que todos ganamos con eso.

ASÍN TE HE DEJADO EL ORTO

La triada de la gloria, por supuesto, se completó con la huelga de hambre marca blanca de la madre del Voldemal. Un espectáculo de vicisitud que ya nos preparaba para las sentadas y protestas de los cayetanos frente al PECHOE y su muy ligero compromiso con las causas. Que está bien ser egoísta y protestar, pero cuando hay que remangarse y ponerse delante de la poli quedaron como lo que son: unos mierdas. Y hablando de Partido No Socialista Ni de Coña:

Perro Xanche I, El Guapo

Apropiarse del insulto es algo que siempre ha sido muy habitual entre colectivos despreciados, sea LGTBI, etnias o algunos nerdos. Nunca entre Snyderfans, claro, porque para hacer eso hay que tener sentido del humor y no creerse el centro del mundo.

No es el caso de Perro Xanche, claro. Obviamente sí que tiene un buen concepto de él mismo. Feck, está petable, sobrevive más que un herpes y tiene todo el power. Además, es más hábil manejándose entre rápidos que Meryl Streep en The River Wild. Película de la que nadie se acuerda, lo cual hace inútil que la referencie. Pero, como me dijo mi terapeuta: “La próxima vez, búscate a alguien que haya visto más pelis, que no es normal que me lo expliques todo hablando de una”.

En esto de manejarse en situaciones jodidas, Perro entraría en el Templo del Grial ya de rodillas y con un jet pac para pasar los dos siguientes obstáculos y, cuando nadie esperara que ganara, se sacaría de la manga un truco para llevarse el Sello de Piedra a La Moncloa y quedarse con la copa. ¿Lo véis? Lo mío es enfermedad. Lo de Perro es… que una y otra vez no cuentan con su astusssia. Sus enemigos son como los críticos que pensaban que James Cameron se iba a fostiar con Avatardos. No, joer: nunca apuestes contra ellos.

Ya lo sabéis…

Así que la jugada de adelantar elecciones cogiendo hasta a Telecinco con el culo torcío le salió a pedir de Errejón, quizir, a pedir de Milhouse. Pero dentro de todo el fenómeno de estas hilarantes elecciones lo mejor ha sido lo que Político tituló “The Spanish Dog Has His Day”: el apropiarse del insulto. De todos es sabido que los conservadores no son muy buenos con el humor, sobre todo porque parten casi siempre del odio y secundariamente porque suelen ser gente poco inclinada al cambio y, por lo tanto, con una capacidad crítica paupérrima. Siempre hay excepciones, claro (cierto YouTuber del que soy fan fatal), pero lo de cambiar Pedro por Perro y Sánchez por Xanche era un poco de primaria de chistoides. Pero algunos internautas fueron a hierro con él “Más sabe el Perro Sanxe por perro que por Sanxe”, dando imagen de ser mucho más inteligente que sus contrincantes. Que lo es. No digo que sea una gran persona. Pero listo es una jartá. Así que, viendo que Fei-joé daba la imagen de director de RRHH, decidió dar un giro a la campaña y orientarse a la gente joven, abrazando al meme y, sí, hablando de Taylor Swift. Que si Steve Wilson reconoce que Folklore es un discazo, ya se abre la veda para elevarla a los altares de lo más grande que le ha pasado al pop desde la purpurina.

La gritona facha

Si hay que hacer una especie de portada de la revista Time a lo español, la imagen del año no sería ni el Perro, ni Palestina, ni Ucrania, ni Bob Eiger en un resort diciéndo que los guionistas se tienen que apretar el cinturón. Sería ESHA:

La viva imagen de la enajenación cayetana. Un icono para la eternidad. El sueño húmedo de Jason Blum. Feck, en España deberíamos empezar nuestra propia productora A24 (la llamaré N20) y lanzarla con la megaproducción “Hereditaria y Con Cuatro Apellidos Compuestos”. La imagen del horror retro(grado). Me hizo especial gracia cuando, para salvar su imagen, se aclaró que no gritaba contra el otro nominado Perro, sino, creo recordar, contra gente manifestándose por la abolición de las corridas de toros. Por supuesto. Eso lo arregla todo. Ahora ya la veo como The Nun, pero persiguiendo a antitaurinos en Lavapiés. Ni siquiera tienes que cambiar la fórmula de los slashers de los 80 y te puedes cargar al negro de los primeros.

Ahora…

¡A VOTAR!

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 4.8 / 5. Recuento de votos: 80

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.