cine

Las mejores pelis de la Hammer que no habéis visto – ¡Inútiles!

4.5
(39)

Para salvaros de las nefastas películas que os va a recomendar Paco – un señor por otra parte muy culto pero a quien, sin embargo, le gusta “waste his life” en visionar varias veces al día bobadas retrasadas con argumentos imbéciles y actuaciones incompetentes (ya sabéis: los engendros de Uwe Boll, de Tommy Wiseau, o del Marvel Cinematic Universe) –  y para salvaros de él aún peor vacío mediocre middlebrow pijo yanqui de Necioflix, estoy aquí para compartir unas ovras soberbias de la Hammer que son menos conocidas que sus filmes sobre Drácula con Christopher Lee o sobre Frankenstein con Peter Cushing.

Siempre he tenido una conexión realmente familiar con Hammer Horror, en parte porque el jran Peter Cushing era un calco de mi abuelo irlandés y ambos eran conocidos por su bondad adorable, en parte porque fueron las primeras películas que un servidor vio en su infancia. De verdad: mis padres estaban de acuerdo en su amor por el cine de terror y sus efectos beneficiosos para nosotros, aún siendo pre-escolares (mis hermanos y yo, no mis progenitores). 

Y eso que jamás estaban de acuerdo en casi nada más – eran polos opuestos de verdad. Mi viejo era un malhumorado escocés lacónico, sarcástico, alto y fuerte, ateo antisocial tacaño y misántropo; un militar que había gozado con matar a extranjeros en tres guerras y había disfrutado aún más con matar a sus conciudadanos en su posterior carrera civil en el hampa británico. Pero no era perfecto: su gusto musical era horrible: le encantaba a Al Jolson y, aún peor, el bel canto – dos de mis estilos más odiados.

(Ahora que lo pienso, mi viejo tenía mucho en común con Christopher Lee: altos, antipáticos, guerreros, gustos musicales deplorables – en el caso de Lee, el bel canto, y, aún peor, el heavy metal. Y, ahora que lo pienso, mi viejo y Christopher Lee tenían mucho en común con Onvre Vicisitud, siendo los tres altos, misántropos y con gustos musicales desastrosos – en el caso de Vicisitud, el heavy y, aún peor, el prog)

Mi mama, por otra parte, era irlandesa menuda y alegre, habladora y extrovertida (y, a pesar de compartir estas insoportables facetas de la personalidad con Paco Fox, querida por todo el mundo), hogareña, pacifista, abstemia, honesta, generosa. Pero tampoco era perfecta: su gusto musical era horrible: le encantaba la música Country AND Western – dos de mis estilos más odiados (© “Granujas a todo ritmo” 1980).

De hecho, el apodo de mi madre para mi papá era “Lurch” por su parecido al mayordomo de “La Familia Addams” en la serie de los 60. Hasta yo mismo y mis hermanos seguimos reconociendo a dia de hoy lo acertado del sobrenombre. Mi padre lo tomó casi como un cumplido, pero no pudo resistir la tentación de llamar – en público – al hermano mayor de mi madre – un tipo rotundo y calvo que se creía gracioso y que era su cuñado menos preferido, “Tío Fétido.” Hasta yo mismo y mis hermanos reconocimos lo acertado del sobrenombre. 

(Curiosidades de la vida – mi padre fue compañero de armas de Jackie Coogan, el actor original de Tio Fetido, durante unos meses en la Segunda Guerra Mundial para una misión en Birmania.)

Y la Hammer inyectaba glamour a mi infancia de clase obrera escocesa en los años grises a principios de los 70: el fundador de la Hammer, James Carreras (de origen español), era un señor que sabía que los que era los poster boys oficiales del audiovisual británico de la época, el entonces Dr Who, Jon Pertwee, y el cantante de Slade, Noddy Holder, no estaban considerados como las cumbres de la belleza humana más allá del Reino Unido:

 

 

Así que Carreras buscó otras exportaciones. Yo me enamore, aún siendo preadolescente, de varias de las bellezas europeas morenas escogidas personalmente por el jran productor, seguramente la génesis de mi posterior mudanza a España en busca del hamor

 

Las pelis, de muy buena a perfecta

Cash on Demand (1961, y peli tan desconocida que ni tiene un título mal traducido al castellano)

El actor con la mejor dicción de Inglaterra (sin soñar como un gilipollas pijo), el inmenso Peter Cushing, es el antipático jefe de un sucursal de banco que padece un heist (¡Jesus!) bastante original ideado por el ladrón más culto y afable del mundo, otro jran actor, André Morell. 

(Es demasiado conocida para esta lista, pero Cushing Y Morell fueron Sherlock Holmes y Doctor Watson en “El Perro de los Baskerville” de Hammer, la mejor versión ever de la famosa novela.)

Gafa Moff Tarkin y Gran Mos Tacho

No quiero entrar en spoilers pero Cash on Demand es una clase magistral de cómo escribir y representar un thriller inteligente y sorprendente sin gastar casi na’.

70/100 en la Escala Marlow (Quizás le falta originalidad y belleza visual)

 

Taste of Fear/El Sabor del miedo (1961)

“En mi opinión, es el mejor film jamás hecho en la Hammer y Seth Holt es uno de los mejores directores que jamás hemos tenido en Gran Bretaña.” Christopher Lee dixit

Un buen guión del principal escritor de la productora, Jimmy Sangster, que buscaba emular el éxito de “Las Diabólicas” de Clouzot, y con actuaciones impresionantes de la actriz importada de EE.UU Susan Strasberg, la inglesa Ann Todd y, por supuesto, Christopher Lee (importado desde Isengard). La calidad de las interpretaciones femeninas le da cierta ventaja sobre la peli anterior, además de las preciosas imágenes del igualmente inmenso Douglas Slocombe.

Curiosidades de la vida: el povre Seth Holt murió de un infarto rodando otra peli para la Hammer, Sangre en la Tumba de la momia. Claro, después de ver a su prota, Valerie León, un señor inglés de cierta edad lo va a tener crudo:

Su personaje se llama “Margaret Fuchs” (¡en serio!)

75/100 en la Escala Marlow (Algo derivativa para llegar al cumbre)

 

These are the Damned (Estos son los condenados) 1961

Fascinante peli que combina bandas juveniles, arte moderno, localizaciones impresionantes, fotografía preciosa en blanco y negro, incesto y preparativos inhumanos con niños para la vida después de una inminente guerra nuclear. Y la canción más molesta de la historia.  Todo bajo la impresionante dirección del jran cineasta norteamericano víctima de la caza de brujas, Joseph Losey.

Os va a sorprender, también, por su impacto en otros dos geniales creadores nacidos en EE.UU pero afincados en Inglaterra en aquellos años, porque Kubrick cogio ideas para las escenas del búnker de “¿Teléfono Rojo? Volamos hacia Moscú” y para el Alex de Malcolm McDowell en “La Naranja Mecánica”. Y Patrick McGoohan, el muy sórdido pero totalmente brillante creador de “El Prisionero” (1967) – la mejor serie de televisión de todos los tiempos – también se inspiró en nuestro filme en parte.

(Aviso a navegantes, el inútil grupo punk “The Damned” sacó su nombre del título original.)

Watch out for: 

Una actuación absolutamente magnética de Oliver Reed como el líder Mod de la banda rockera, cuando aún era un joven buenorro que podría haber sido un magnífico James Bond y no un “Fucking Prick” (© mi jran amigo Carlos Gil, antaño colaborador de Spielberg y alguien que tuvo que aguantar el repelente misógino alcohólico Oliver Reed gordo y mayor en varias rodajes). 

¡Camarero! 6 botellas de Ballantines. Y un tinto de verano para cada uno de mis droogs.

Otras actuaciones intrigantes de la jran actriz sueca Viveca Lindfors como la artista vanguardista y Alexander Knox como su amante, el inquietante funcionario jefe del plan siniestro con los pobres niños. (En esta relación, la peli demuestra su naturaleza de ciencia-ficción fantástica: el novio de la escandinava guapa es un escocés de cierta edad.)

Listen out for:

La canción más molesta del mundo.

OTRO aviso a navegantes: la peli tiene el lastre de un actor mediocre que a nadie le importaba importado de EE.UU como prota.

85/100 en la Escala Marlow (No roza la perfección por el actor importado que a nadie le importa, y la canción)

 

The Horror of Frankenstein/El horror de Frankenstein (1970)

¡Que no!: ¡Os lo dije: que no sale Peter Cushing como Frankenstein en esta!

 

Los de la Hammer dejaron a su guionista estrella Jimmy Sangster escribir y dirigir (por primera vez) una peli, y lo hizo a lo grande con una parodia genuinamente divertida y sexy de sus propios filmes de Frankenstein. Es como una comedia macabra de Ealing con gente guapa, si uno puede imaginar tal cosa.

Watch out for:  

El inmenso Ralph Bates como un Frankenstein joven y buenorro. Bates debió haber sido una leyenda del cine de fantaterror por su talento, pero los papeles no le llegaran después de sus inicios con la Hammer. 

 

Curiosidades de la vida:

La madre de mi antigua novia alemana guapa (y psicópata, claro: accedió a salir con un servidor) conocía a Bates y dijo que, de joven, era el onvre británico más atractivo que había visto en su vida. Por modestia, no pude decir “Pero, señora, ya a pesar de mi belleza masculina que parece mediterránea, yo soy británico,” y como quería caer bien con su hija, no pude decirle que Bates era francés realmente – y descendiente de Pasteur – a veces mi pedantería se calla si hay la posibilidad de sexo en juego.

Watch out for:

La preciosa rubia Veronica Carlson: mito erótico de la Hammer

 

Aviso a navegantes:

El culturista David Prowse, que hace de la Criatura aquí, hundió una carretera por otra parte prometedora cuando aceptó un papel en el tipo de peli nefasta infantiloide-inepta que Paco Fox os va a recomendar, pero no le hagáis caso. Si no me equivoco, la serie de engendros abyectos se llama algo así como “Star Warts”.

90/100 en la Escala Marlow (Casi llega al número 1, pero necesitamos a un director aún mejor, un toque más escocés, un guión que coge un clásico de la literatura gótica y hasta lo mejora, sexualiadid aún mas, mucho maś polipervertida, y la munhé más espectacular de la Hammer haciendo una actuación inmejorable y no limitada a ser una mera scream queen – y morena.)

 

Dr Jekyll and Sister Hyde/El Dr. Jekyll y su hermana Hyde

La perfección Hammeriana. Un guión francamente extraordinario de Brian Clemens, el genio detrás de “Los Vengadores”…

¡Esperad! ¡No huyais! No soy anormal: no hablo de la basura de superhéroes para las masas menos exigentes, hablo de la serie inglesa pop sesentera sobre la guapa superespía interpretada por la amiga de mi padre (¡en serio!), Diana Rigg, y su socio pijo de cierta edad – agente secreto, también.

Clemens coge la historia de Robert Louis Stevenson (curiosidades de la vida: un servidor jugaba de pequeño en el mismo islote fluvial y la misma cueva que inspiraron el joven RLS en su infancia para crear “La isla del tesoro”)

El jran Roy Ward Baker dirige una maravillosa fusión de Jekyll y Hyde, Jack el Destripador, los ladrones de cadáveres Burke y Hare, Freud, Jung y comedia negra.

Bates es aún más inmenso que en «Horror de Frankenstein».

¿Y qué decir de Martine Beswick? No solo da una actuación inolvidablemente buena y perversa, sino que además juro que al verle en la peli me pasé directamente por la pubertad.

«¡Señorita! ¡Vas poco abrigada!»

«Tiene Ud razón, ¡y yo siendo algo friolera!»

«¿Mejor así?»

1500ºc/100 en la Escala Marlow

 

¿Aún no sabes con cual empezar?

Mi sencilla guía te ayudará – usa un algoritmo exclusivo del clan Marlow (robado a un señor que matamos), un Malgoritmo, para determinar cuál es tu peli de entrada al mundo de Hammer según la naturaleza de tu parafilia preferida. Quizir, que sé que sois todos unos pervertidos.

1. Abasiofilia – atracción hacia las personas con discapacidades motrices – El sabor del miedo

2. Altocalcifilia – excitación sexual con los zapatos de tacón – Dr Jekyll y su hermana Hyde

3. Gerontofilia – atracción sexual hacia los viejunos o personas de cierta edad

Cash on Demand (y si dejas un comentario abajo, te doy la dirección de mi casa)

4. Harpaxofilia – excitación sexual con robos/atracos – Cash on Demand (y si dejas la dirección de tu casa en los comentarios, recibirás – ¡gratis! – el regalo de una visita de uno de los primos de Marlow que te hará gozar)

5. Landismo – ¡Suecas! – Estos son los condenados

6. Macrofilia – atracción hacia personas altas – El Horror de Frankenstein (y si dejas un comentario abajo, romperás el corazón de Paco pero Vicisitud y Sordidez te dara su whatsapp)

7. Necrofilia – muertos (también conocido por “excitación sexual al pensar en los enemigos del Clan Marlow o en sus antiguos vecinos”) – El Horror de Frankenstein

8. Onanismo – hacerte pajas – cualquiera peli de the Master, Ralph Bates

9. Prog Rock – excitación (asexual) al escuchar discos conceptuales demasiado ambiciosos y algo incoherentes – Estos son los condenados

10. Sadomasoquismo – Dr Jekyll y su hermana Hyde

11. Superhéroefilia – gozar con pelis de Marvel – ¡Impresentable! ¡Fuera de mi vista!

What are you waiting for?

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 4.5 / 5. Recuento de votos: 39

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Aceptar
Privacy Policy