colaborador | cultura

Mierdas que me comparten por Whatsapp: Capítulo 1 – Mi familia

4.2
(67)

Aquí Paco Fox: Un nuevo colaborador se asoma a Vicisitud y Sordidez alegremente como quien con una sonrisa te ofrece el Necronomicón por fascículos. Algunos conoceréis a Juan Pérez (@Secuencia11 en twat-ter) por ser coproductor de la CutreCon y sus apariciones en Tiempo de Culto Podcast. Os dejo con este festival de VEYESA:

 

El Siglo XXI ha traído una cantidad de avances tecnológicos fascinantes y aterradores a partes iguales: la Nintendo Switch, el Satisfayer, el cachopo vegano… Sin embargo, cuando la Tierra sea una roca sin vida y los extraterrestres encuentren un teléfono móvil, tras analizarlo se darán cuenta de una verdad inamovible: el declive de la humanidad empezó con los GIFs horribles y horteras.

Algunos ya vimos algunas señales del apocalipsis que vendría cuando, en los inicios de internet, con las webs hechas con Frontpage, nuestros ojos querían saltar de las cuencas con odio y furia al encontrarse portales repletos de conejitos, florecitas, flechitas, letreritos y demás diminutivos animados que vomitaban azúcar y dioptrías para cualquier incauto que caía en alguna de esas direcciones malditas. Muchas de ellas, realizadas por los treintañeros y cuarentones de los 90, buscaban conectar con un mundo que se les empezaba a escapar y no comprendían.

Hoy, esos creadores de aberraciones web, cincuentones y sesentones, han encontrado en el Whatsapp su refugio para, con la excusa del amor y/o las risas, aberrar a compañeros de trabajo, familiares, amigos o cualquier incauto que tengan en su agenda telefónica. En mi caso, el maltrato psicológico-visual viene de gente que supuestamente me quiere: mi familia.

En la imagen: LA FAMILIA

Ese agujero negro del que muchos no podemos escapar llamado Grupo Familiar de Whatsapp reúne a padres, tíos, abuelos, primos y demás seres consanguíneos, sirve para supuestamente demostrar su “amor” enviando imágenes supuestamente adorables y simpáticas para, sobretodo, desear los buenos días y las buenas noches a todo el mundo. Todos los días. A cualquier hora. Y sin escapatoria. Porque, amigo lector, cuando te añaden a un grupo de esos, si no quieres que las cenas familiares sean muy tensas o te deshereden inevitablemente, tienes que permanecer dentro. No vale salirse de ese cúmulo de videos cuquis, GIFs adorables e imágenes que se saltan derechos de autor impunemente: si quieres un mínimo a tu familia, tienes que aguantar.

Otra familia adorable

Pero eso no evita que pueda advertir y compartir mi espanto con el resto de mortales. Por ello, desde hace semanas, publico los “grandes éxitos” de mi familia en un hilo de Twitter que haría vomitar a Lovecraft. Podéis ver todos y cada uno de los engendros que comparto en dicho hilo (https://twitter.com/Secuencia11/status/1215920234336526336), pero hoy quiero compartiros, en mi primera intervención en V&S, mis favoritos. He aquí el retablo de lo mejor de lo peor que ha defecado mi Whatsapp. Siento las posibles secuelas psicológicas y físicas que esto os pueda causar, pero, cuando miras al abismo…

Empezamos despacio con la cafetera fumada buenrollera.

Tenemos también el niño con la crisis de la mediana edad, seguido por un jlorioso bukkake de periquitos, para que no solo os sangren los ojos, si no los oídos.

El gato cristiano

Las faltas de ortografía y las flores son algo común en todos estos engendros.

Perro sexy y romántico

La felicidad te acosa.

La verdadera inspiración para la película de Cats

¿Las bendiciones son cocaina? ¿Mickey le está echando sal al café? ¿El puto ratón vive rodeado de cosas con su cara?

Esta niña es demasiado joven para tener estos problemas. Ese pollito no va a acabar bien.

Festival floral que ni Midsommar:

Cariño por chantaje es la mejor manera de empezar el día.

Así empezó el Joker y mira…

Vale, que alguien me explique esta movida. ¿Qué coño hace una furgoneta hinchable encima de una bailarina? ¿Es una versión rara de la Cenicienta?

Esta es sólo una muestra del Necronomicon que está montando mi familia en Whatsapp. Casi diariamente siguen añadiendo capítulos y yo los recopilo para que nadie pueda olvidar que este horror existe. Seguidme en @Secuencia11 en Twitter y tendréis más visiones de un mundo peor. O mejor. Porque ¿qué es la vida sin sordidez? Un mundo más triste, más sobrio, con menos purpurina, flores gatitos o abominables cafeteras antropomórficas. Todos queremos abominables cafeteras antropomórficas para darnos los buenos días y preguntarnos si alguien echó algo en nuestra bebida.

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 4.2 / 5. Recuento de votos: 67

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Aceptar
Privacy Policy