Sórdido y fresco

Videofobia 21: Yeti, el gigante del siglo XX

Me lo tiene dicho mi psiquiatra: que deje algunas de las cosas que me ocupan tiempo. Que no paro en lo personal ni en lo profesional y voy a acabar en un clínica de reposo. Con camisa de fuerzas. Sedado. Y atado a la cama. En una jaula, claro. De TITANIO. Pero uno de mis problemas es que soy muy cabezota y no puedo abandonar los proyectos. Ninguno de los que he empezado en la vida, excepto ponerme en forma y hablar con mujeres diciendo ‘JEY, NENA’, como si fuera Yulio Iglesias. Eso ya lo he dejado por el bien de la humanidad.

Así que he regresado a Videofobia. Para ser sincero, el impulso ha venido de fuera. Un buen día, alguien puso en el Patreon del muerto canal un buen dinero para que hiciéramos un nuevo vídeo. Esa pasta no la iba a ver yo: mi compromiso siempre es que se destina a pagar gasolina, comidas, atrezo, reinvertir en medios (con éste nos compramos un disco duro) y, lo que sobre, al editor, que es quien se tira horas y horas en un proyecto por el que apenas se lleva aplauso de los espectadores. El caso es que me picó el orgullo y ahí estamos… con un nuevo episodio y los dos siguientes en preproducción. Si todo sale bien, os saludaré desde la jaula en el sanatorio. Mientras, os dejo con VIDEOFOBIA, EL RETORNO DE LOS DOS TÍOS ESOS RAROS:

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

Dejanos tu comentario sórdido

Deja un comentario

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Aceptar