Sórdido y fresco

20 medidas para mejorar eurovisión

En ente bloj TODOS somos fans de Eurovisión. Bueno: Marlow no. Pero Marlow sólo es fan de cosas con gente masculina e hirsuta como, por ejemplo, un viaje de señoras de la tercera edad de Glasgow a La Manga del Mar Menor. Sin embargo, somos nosotros, Paco Fox, Lady Di y Cava Baja, los que nos vamos a encargar a seis manos y tres medios cerebros de este artículo.

A punto de empezar estas fechas tan señaladas como diría el ciudadano Felipe, queremos poner sobre la mesa un tema fundamental en la vida de todo sórdido que se precie: EUROVISION. “¿Y por qué ahora?” os preguntaréis. ¿Por qué en lo más crudo del crudo invierno vais a escribir sobre algo tan eminentemente primaveral que da alegría a nuestros corazones como flor que se abre y causa arrugas a nuestros tímpanos y córneas como testículos ante Rappel en tanga?

Pues porque en nuestros corazones todo el año es Eurovision. Y en los vuestros también debería ser así: es la única manera, junto con los porros, de sobrellevar estos tiempos que corren. Ojo que no son excluyentes estos dos factores. De hecho, Amazon nos informa que ambos productos suelen ser comprados en combinación.

Vale, Eurovision mola, de eso no cabe duda. ¿Pero no os pasa que a veces cuando sale al escenario un país con una determinada canción miráis a los amigos con quienes estáis viendo el certamen (o a vuestros gatos, horas antes de ser devorados por ellos) y les preguntáis que qué narices es lo que están viendo vuestros ojos? Sí: a todos nos da mucha risa ver el certamen, pero, como la saga Bond a la altura de ‘Die Another Day’, es el momento de introducir mejoras que hagan que la cosa no se estanque y, de dar bastante vergüenza, pase a dar MUCHA vergüenza y tenga algo más de HALSIÓN. Así que aquí estamos nosotros para dar ideas que mejorarían automáticamente este evento que marca nuestras vidas.

Agarráos la peluca y sacad de la raja del culo el tanga que lleváis para la celebración posterior en Chueca y preparáos para ser testigos de los cambios que harán que Eurovisión sea, por fin, realmente buena:

1.- Günther cantará todas las estrofas.

Touch his tralalá

Es la primera y más necesaria medida. Todos sabemos que a nadie le importan un carajo las estrofas en el pop. Todo va de estribillo. Así que desde Vicisitud y Sordidez proponemos que la mejor solución para levantar el interés durante esos horribles momentos de notas bajas y escasa melodía podamos fascinarnos con la interpretación del cantante que más sabe de VALORS de la escena ¿musical? mundial. Günther, finalista de nuestra lista de Discos Con Valores, haría que todas las canciones causaran un mojado masivo de los tangas que os habéis puesto esa noche (de hecho hay componentes de ente bloj que tienen ropa interior con la frase “you touch my tralala” impresa en el trasero). Eso, por supuesto, es bueno y aumentará la producción mundial de feromonas, con el consiguiente fin de todas las guerras.

De hecho, hay un ejemplo de Günther apareciendo en algo similar a Eurovisión: el Melodifestivalen de 2006. Inexplicablemente ganó otro. Bueno, otra: cuyo nombre no nos importa porque no tiene bigotíns sexy. 

2.- Todos los participantes tendrán antorchas en el escenario.

A nosotros nos gusta mucho el fuego porque en ente bloj somos muy fans de Valencia y de hacernos pipí en la cama. Así que consideramos que una buena fogata mejora cualquier cosa. Dado que la piromanía ya ha hecho acto de presencia en Eurovisión, proponemos llevarlo un paso más allá. Proponemos que TODAS las actuaciones hagan que el escenario parezcan las fallas, como si Rita Barberá y la peluca de Ximo Puig se hubieran encargado de la organización.

¡Fuegoooorl!

+10 puntos si cada estribillo empieza con un sampleo de Chiquito gritando ‘¡FUEGOORL!’
+20 puntos points si se quema el escenario.
+30 puntos points si se quema el intérprete.
-10 puntos si se queja. Que para ver a gente sobreactuando ya tenemos Twitter.
+40 puntos si el intérprete de otro país irrumpe durante la actuación de otro y le mete un petardo en la oreja o en el culo. Dejamos a elegir el orificio.

3.- Los eslavos solo llevarán escenografía espartana, blusas bordadas y una cabra.

Como “Noche de Fiesta” pero con gracia, vamos. Estamos hartos de espectáculos modernetes dignos de un casino de Atlantic City pagados por gobiernos que tienen cosas mejores que hacer. Como, en el caso de Rusia, matar a disidentes. Por lo tanto, abogamos por el minimalismo y, a ser posible, presencia de trompeta y una pequeña escalera.

4.- Cualquier cantante con sobrepeso que interprete baladas, queda descalificado.

No queremos canciones aburridas sin memorabilidad que acaparen puntos porque algún eurofán diga que “Es que canta muy bien”. Ya sabemos la debilidad de cierto sector del público por las Rosas de Europa. No. Aquí hemos venido a jugar, no a querer ser Celine Dion mezclada con Demis Roussos. Lo cual nos lleva a la siguiente regla:

5.- No se permitirán canciones de menos de 90 BPM.

Que de lo que se trata esta gala es de escuchar sordideces, no de dormirnos. Para eso ya está la Ceremonia de Entrega de los Goya.

¡JajajajajajMATADME

6.- Si una canción dice LOVE, -10 PUNTOS.

Sin embargo, si dice «Transexual LOVE», -20 puntos. Por pelotas. Porque sabemos que el pop no existiría sin letras de amor amoroso o desamor desamoroso. Muchos pensarán que no puede celebrarse Eurovisión sin canciones de amor entre hombre o mujer, hombre y hombre, mujer contra mujer o Rivera con una montaña de polvo blanco. El amor, amijos, es algo muy importante en la vida. Pero ya estamos cansados de que todas las letras del pop parezcan generadas por una inteligencia artificial que ha leído demasiadas novelas de Nicholas Sparks, el único escritor que tiene a la vez nombre de cantante adolescente y de golden retriever. Así que proponemos que se hable de romanticismo, sí. Pero con otra palabra. Por ejemplo, Proctología. A ver si hacen una bonita historia romántica con eso. En el desafío está la diversión.

7.- Todas las canciones están obligadas a tener saxo.

Por supuesto, es algo bien sabido por toda la humanidad que el saxo es el instrumento que suena a sexo, noche, aceite y pelo permanentado. Así que todos los participantes llevarán un saxofonista, aunque luego sólo se le utilice para que suba al escenario a recoger las cagarrutas de las cabras eslavas. A propósito: si el saxo se añade a una canción tradicional eslava, además tendrá que ser interpretada con kazoos y kalashnikovs.

8.- España solo mandará a El Reno Renardo.

Si el Reno tiene caca, irá Mecano, cuyo número no incluirá canción alguna, consistiendo únicamente en tres minutos en los que José María y Nacho se mirarán a los ojos con mucho odio mientras Ana Torroja intenta vender el saxofón a alguien del público. Si Mecano acaba matándose en los ensayos, irá Juan Camus. Ya que perdemos, al menos que la gente se ría de nosotros.

9.- Massiel comenta. No negociable.

Toda la vida es como una Massssssiel

10.- Francia cantará en alemán.

Alemania en serbio. Serbia en catalán. España en catalán. Italia en gallego. Todos los demás en gallego, menos Portugal, que cantará solo diciendo nanananá. O una canción alegre, por joder.

11.- Cuotas de minorías

Cuota 1 de sexualidad: un 15% de cantantes lesbianas.

Cuota 2 de minorías raciales: un negro por país.

Cuota 3 de minorías con discapacidad: un 10% de votantes de extrema derecha vestidos de cowboys con purpurina. Con el culo fuera.

Erasure nos mostró el camino…

12.- Los países que decidan mandar a una tiarraca para pescar voto hetero, están obligados a cantar una de rock progresivo.

El motivo es obvio: las canciones pop de Eurovisión rara vez superan los tres minutos. Y eso no da para lo que los estudiosos conocen como “paja compleja”. Esto es, aquella que requiere ir al baño a por el aceite Johnsons para niños.

Siempre nos ha parecido turbador que un elemento tan ligado al onanismo tenga la palabra ‘niños’ en el tarro. Y nos parece raro por un motivo: no vivimos en El Vaticano.

13.- Será obligatorio que al menos un país presente un intérprete de más de 85 años.

+10 puntos si permanece vivo una vez terminen las votaciones.
+20 puntos si gana y se tira a los presentadores.
+50 puntos si lo hace antes de cortar la retransmisión durante el bis de la canción ganadora.

14.- Lee Lin Chin dará las puntuaciones de todos los países que no tengan un buen nivel de inglés.

Es leyenda

En el resto de casos lo hará Sergio Ramos o el alcalde de Vigo

15.- Alguna ex-república soviética deberá presentar un grupo de tíos sin camiseta.

Da igual que no sepan cantar. De hecho, EXIGIMOS que no sepan cantar. El tema tendrá que llevar un solo de saxofón de dos minutos, durante los cuales dejarán que el público les toque los pezones. Tendrán bonus points si salen embadurnados de aceite Johnsons (no, no nos patrocinan, aunque sean unos bromistas que echan amianto en sus polvos de talco for the lulz)

16.- Ojete Calor será la candidatura obligatoria de Andorra.

Por su parte, Ladilla Rusa será la candidatura de San Marino. Battiato, la de Murcia.

Por ejemplo

17.- Se habilitará una zona en el escenario para espontáneos

La sociedad 3.0 en la que vivimos no sólo necesita más parches que el Fallout 76, sino que además requiere más interactividad. Nosotros proponemos que el público tenga más presencia en la ceremonia. Concretamente, en el escenario. A ser posible, vestidos de vaqueros con el culo fuera, pero no es estrictamente necesario: Cualquier culo fuera nos vale.

Por ejemplo.

18.- Los escandinavos sólo pueden llevar gente disfrazada y han de usar guitarras eléctricas.

Porque Eurovisión es techno pop, techno música tradicional o techno rumba grindcore. Pero tenemos que hacer una excepción con los de arriba. Todos sabemos la magia que fue la actuación de Lordi, cuya victoria fue celebrada en el primer año de vida de ente bloj, pero pocos recuerdan que ABBA llevaba una guitarra con forma de estrella que es de esos objetos que te hacen creer en la existencia de un ser superior que cuida porque la vida sea maravillosa. Esto es, en Miquel Iceta.

19.- Se resucitará la figura del director de orquesta.

Una orquesta mejora cualquier canción. El mundo eurovisivo necesita que regresen señores con apariencia seria para darle a la gala un toque de distinción, saber hacer y, sobre todo, el divertido espectáculo de ver un tío tocando la batería vestido con levita. Siempre me ha fascinado lo flipada que es la interpretación del aporreador de tambores de ‘Popee de Cire, Poupee de Son’

Por supuesto, la personalidad del director será tenida en cuenta a la hora de las votaciones. De esta manera:
+10 por pelazo
+20 si menea la cabeza al ritmo moviendo pelazo
+30 por bigotón
-10 si lleva gafas de notario de peli de José Luís López Vázquez
+10 si va disfrazado de lo que sea
+20 si es de cowboy con purpurina y el culo fuera

20.- Por último, lo más esencial: Es necesario que retorne pronto la era del mariconismo ilustrado.

¿Qué es el mariconismo ilustrado? Es algo que no tiene que ver con la homosexualidad. Se trata de algo más importante. Es la GAYCIDAD. Aquellos gestos, coreografías y letras que nos dan ALEGRÍA DE BIBIR. Sean polos de colores, letras de purpurina, trajes hardcore-lentejuela o coreografías de mover el culete hasta romperse la cadera. El nivel mínimo de sutileza que se permitirá será plagiar las interpretaciones míticas de Dschinghis Khan o Baccara. De ahí, pa’rriba.

Pero recordemos una actuación al menos de este siglo que tiene todos estos factores elevados a la enésima potencia y por eso se merece estar también en ente artículo:

En cada final tiene que haber, por lo menos, una actuación profundamente gay. Así mismo, no puede cerrarse una edición sin señores irlandeses cincuentones de sexualidad difusa con guitarras acústicas, bodhram y pelo con purpurina, aunque nos vale la modalidad señora pelirroja vestida de elfa. Con purpurina. Todo con purina. Mucha purpurina.

Estas son nuestras medidas. Esperamos que la organización tome debida nota, puesto que estamos convencidos que no sólo serán el origen de una Eurovisión mejor, sino también de la paz mundial así en general. ¿Cuáles son las vuestras? ¡Que vuestras sórdidas voces se escuchen en todo el mundo!

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

Dejanos tu comentario sórdido

Deja un comentario

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Aceptar