Sórdido y fresco

10 Razones para querer King Crimson, a pesar de Robert Fripp

Aquí Paco Fox: Marlow está on a roll. Tras tratar el siempre interesante tema del alcoholismo de su madre patria Escocia, ahora vuelve al muy neverfucker asunto del rock progresivo con el grupo que consigue que si lo escuchas ninguna mujer te vuelva, no ya a mirar a la cara, sino incluso a notar tu misma existencia. Marlow nos enseña por qué hay que valorar a una gente tan lamentable como King Crimson:


1.- Su primer vinilo: «In the Court of the Crimson King»

Muy posiblemente el mejor disco debut de la historia del rock, y, lo que es mucho mas importante, a la vez el patrón y la ovra cumbre del Progresivo Sinfónico, el subgénero de la música mas sórdido de todos.

Para unos entonces desconocidos como Jon «castrado»  Anderson, Chris «erótico» Squire, Steve «gafapasta» Hackett, y el de Genesis que nunca ha tenido un éxito en solitario, tuvo un efecto algo parecido al monolito de «2001» sobre los monos mas receptivos: aceleró su evolución musical de forma vertiginosa y regalándonos mucha música magnifica. Aquí mostramos, por ejemplo, imágenes de otro gran influenciado: Alan «sutil» White, el cual sigue intentando aprender a tocar bien «And You And I» sin gran éxito:

Para otro músico consagrado,  Roger Waters – ídolo de este blog por la jrandeza de su ego –  le retó a dejar atrás la mierda psicodélica-whimsical de Syd Barret sobre gnomos montados en bicis esnifando bragas tendidas en el espacio or something like that y ponerse a trabajar en concept albums del mas puro Dillingerismo.

I’ve got a bike you can ride it if you like. (No, gracias.)

Hasta un genio de la talla del mismísimo Pete Townsend – ídolo de ente blog por sus canciones sobre la masturbación – no tuvo mas opción que usar una palabra del Escocés reservada en la lengua inglesa para ovras maestras únicas – como la traducción del titulo del único libro de Sigmund Fraude que no es un truño ridículo – «uncanny.»

Super Freud

2.- La canción «In the Court of the Crimson King»

El tema mas épico del primer disco del grupo sale en uno de los muchos momentos muy impactantes de la película genial de Alfonso Cuarón, «Children of Men,» cuando el siempre genial Danny Huston (hermano, nieto e hijo respectivamente de los siempre geniales Angelica, Walter y John Huston – ídolo de este blog  por su carrera de actor en inefables pelis italianas de terror o, las que dan mucho mas miedo, comedias de Ringo Starr) a su cuartel general satánico:

Dicha peli tiene todos los ingredientes para ser un clásico:  escenas inolvidables, dirección brillante,  guión excelente que mejora MUCHO la novela original, la siempre magnifica Julianne Moore, un reparto soberbio, una paliza brutal para el siempre detestable Peter Mullan, guiños al disco mas sórdido de Pink Freud, «Animals», una versión de Battiato de Ruby Tuesday y el siempre perfecto Michael Caine soltando chistes de pedos en medio del Apocalipsis:

Pull my finger

3) La obra social de King Crimson

K.C. no es un grupo, es una fundación caritativa. Su razón de ser es dar empleo directo y dinero a gente básicamente inútil para otros trabajos, como Robert Fripp, Keith Tippett, Jamie Muir, Trey Gunn y Pat Mastelotto.

Los voluntarios son músicos de talento genuino como Ian McDonald, Mel Collins, David Cross, Bill Bruford o Adrian Belew que donan su trabajo y melodías con la suficiente generosidad para mantener a los antes mencionados contentos en su fantasía zumbada de ser artistas de verdad.

Tal causa noble explica por qué los demás jamas han aceptado la dimisión de Fripp en las ocasiones cuando, en sus raros momentos de lucidez, se ha dado cuenta que él mismo es un lastre para la banda y ha hecho la oferta de abandonar el grupo. Lo hizo antes de grabar el primer álbum en el 69, cuando intentó convencer a Greg Lake, Michael Giles, Peter Sinfield e Ian McDonald que Peter Giles podría reemplazarle en la banda, tocar el bajo y, así, liberar a Lake para ser lead guitarist  además de cantante.

Una premonición del futuro en el 74 tuvo un efecto parecido sobre Fripp: se dio cuenta que el, por otra parte buenísimo, disco «Red» iba a tener consecuencias horribles para la humanidad: servir de inspiración para tipos como Kurt Cobain, Steven Wilson y los de Dream Theater. En un intento vano de salvar el mundo de tales desastres, invitó a McDonald a sustituirle en la banda. No lo consiguió. Y tuvimos que aguantar el grunge por su culpa.

4) Greg Lake: su primer cantante/bajista, y compositor del gigantesco riff de «21st Century Schizoid Man»

Su magnifica versión en directo con el mismísimo y autentico rey de the blues, Gary Moore, a la guitarra:

No contento con tener quizás la mejor voz del prog; no contento con ser el único de Emerdeson, Lake and Face-Palmer con talento creativo y melódico; no contento con ser mucho mejor guitarrista que el MUY sobrevalorado Robert Fripp; no contento con ser mas obeso hoy en día que David Gilmour…

I am the walrus

…Greg Lake merece estar en el Olimpo de la Sordidez por nada menos que CUATRO razones aún mas jloriosas:

a) Fue escogido por los mismísimos Pete Townsend y Roger Daltrey – ídolo de este blog por luchar contra dildos de tres metros en pelis de Ken Russell –  para ser el primer onvre en tocar el bajo para los Who después de la muerte MUY sórdida (en todos los sentidos) del jran John Entwhistle:

Como John habría querido

Claro que Greg no pudo rechazar la invitación cuando descubrió que el estudio de Townsend esta en un sitio que se llama «la isla de las empanadas de anguilas»

Ee.L. Pie

b) Fue escogido por el mismísimo Ringo Starr – ídolo de este blog por ser el único Beatle bueno – para ser miembro de la formación definitiva de su legendario supergroup the All-Starr Band:

Ooh, what a lucky man he was…

c) Enseñó al muy tímido y uber-friki guitarrista Robert Fripp a hablar con chicas. ¡Y su alumno aplicado solo tardó 20 años en encontrar novia! ¡Y lleva casi 30 años felizmente casado con ella: la princesa punk pelirroja con apellido de pornstar Toyah Wilcox! Prueba de su hamor es su participación en la versión británica de «Su Media Naranja» en lo que es quizás el colmo de la sordidez y vergüenza ajena (PARENTAL ADVISORY a los depravados fans serios de este señor: su mundo está a punto de derrumbarse):

d) Ser el único de E.L.P. que invirtió bien la fortuna que ganó durante su época dorada: mientras los dos imbéciles del grupo tiraron el dinero en grabar bodrios en solitario con orquestas, Lake, aficionado a un bocadillo de marisco fresco, mantuvo su bañera llena de langostas vivas. Y el gran Greg instaló urinarios en todos los cuartos de baño de sus mansiones porque: «tener que siempre levantar la tapa del inodoro cada vez que hago pis es muy pesado.»

E.L.Pee

5) Boz Burrell: su tercer cantante y bajista

Vocalista lo suficientemente bueno para haber sido seleccionado por Pete Townsend, John Entwhistle y Keith Moon substitute for another guy – Roger Daltrey – como voz de los Who cuando el pequeño, pero combativo Daltrey dio una paliza al repugnante Moon y fue temporalmente despedido por los demás.

Burrell perteneció a King Crimson en plena decadencia de la primera época prog-sinfónica del grupo. Prueba de ello fue la grabación de esta canción maravillosa:

(Hubo una norma en los 70 por la cual todo gran grupo progresivo tuvo que incluir una ultima canción brillante de temática marítima en su primer disco realmente malo que anunciara el inminente colapso creativo, y/o financiero y/o existencial de la alineación. Véase «Pirates» de Emorroides, Lake and Wanker, o «A Salty Dog» de Procul Harum, y su buenísima versión por Marc Almond.)

Al ser despedido por Fripp (quien, por cierto, tuvo toda la razón por una vez: Burrell y los demás componentes de la formación quisieron convertir al Rey Carmesí en un grupo de blues-rock), el Boz fue a formar un supergroup de cock-rock destinado a vender millones de discos (a pesar de no grabar ninguno bueno): Bad Company.

Avoid Bad Company

Y cual San Juan Bautista (hermano de el que hace de Drax en «Guardianes de la Galaxia»), Burrell reconoció que su misión consistió en encontrar el verdadero Mesías de la música setentera, dejó de cantar, y se limitó a tocar el bajo para… ¡Paul Rogers!

6) El sentido del humor y la sexualidad de la banda

Hasta Fripp tiene gran sentido del humor y colaboró sus cachondos colegas Bruford y Levin en mofarse de Belew al convencer a este ultimo que era todo un sex symbol y actor bueno.

Belew = el de las gafas sexys

Fruto de tal broma de mal gusto fue el videoclip de «Heartbeat» en el 82, candidato de King Crimson para el titulo «Peor videoclip de un gran grupo del rock progresivo» aunque, en todo el esplendor de su cutrez ochentera anticipa, (de forma inepta, eso si), algunos trucos estéticos de «Take on Me» de A-ha y «Black or White» de Michael Jackson.

En los años 90, el mismo Belew participaría en otra broma aún más ambiciosa de Fripp y compañía: convencer a pervertidos de medio mundo de comprar entradas para sus conciertos a titular la gira «The Double Trio» tour.

7) Su influencia sobre otros músicos más allá del mundo del rock sinfónico.  

De hecho, el subgénero (o, mejor dicho, subnormalgénero) preferido del Onvre Vicisitud –  A.O.R. (cuyas siglas en inglés representan Asshole-Oriented Rock) – es en jran parte una creación de gente de Crimson.

Los culpables son:

Ian McDonald (genial compositor, multi-instrumentalista y mucho mejor guitarrista que el muy sobrevalorado Robert Fripp) y Ian Wallace (bateria) AKA… ¡Foreigner!

Un grupo tan inútil que ni Mariah Carey, por una vez, fue capaz de hacer una versión peor que la original de su canción más famosa:

John Wetton y Greg Lake, AKA… ¡Asia!

Un grupo tan inútil que su única canción famosa – «Heat of the Moment» – es, como Paco Fox me reveló hace muchos años,  una versión no reconocida de «Video Killed the Radio Star». Menos mal que la dejaron usar en la magnifica peli «Matador» en la cual Pierce Brosnan hace de un asesino a sueldo cutre, putero, alcohólico y bigotón. Si no fuera tan guapo, juraría que su personaje es escocés:

Pat Masturbalotto AKA… ¡Mr Mister! y Mel Collins, a veces en… ¡Alan Parsons Project!

Grupos tan inútiles que ni vamos a poner canciones suyas. Pero sí notar que en un histórico caso legal en la Inglaterra de finales de los 80 un hombre consiguió que un juez declarara loco a su hermano en parte por poseer todos los discos de Alan Parsons.

8) King Crimson tiene el logro de ser el único grupo de la historia del mundo cuya tribute band – 21st Century Schizoid Band – es más auténtica que la banda oficial. 

Además que contar con el principal artífice de su magnífico primer disco, Ian McDonald, otro fundador de la banda, el genial batería, cantante y compositor Michael Giles, su hermano Peter (miembro del proto-Crimson) y el jran Mel Collins, cuyos trabajos heroicos casi salvaron bodrios como «Lizard» y «Earthbound,» 21st…incluye a Jakkoff Jaksyk, mucho mejor guitarrista que el muy sobrevalorado Robert Fripp y antiguo miembro de Level 42, el grupo más sórdido y ochentero de los 80 y cuya canción «Lessons in Love» sirvió en una fiesta como banda sonora a la primera experiencia sexual de un servidor con una munher extranjera. Es decir: vi a una extranjera y pensé que me ponía.

9) Hasta Robert Fripp y sus peores secuaces son capaces de momentos de generosidad.

El mismísimo Fripp rechazó la invitación de Jon Anderson para ser miembro de Yes: sabía que sería un lastre para otro grupo legendario del prog y no quiso arruinar otra banda buena.

Y Jamie Muir, su horrible percusionista free jazz, y de Edimburgo, (sí, tan mal como suena) de la época de «Larks’ Tongues in Ass-lick,» tuvo la decencia de abandonar el mundo de la música en pos de un monasterio budista después de hacer el imbécil con King Crimson, y, peor aún, prestar a Jon Anderson el libro que inspiró «Tales of Topographic Oshits.»

Como dice el fundador de este blog:

«Que Fripp te sodomiza, pero escupe antes en el ojete: con el «Thrakattak» regalaba ¡un póster! Y a los que aguantaban todo un concierto de «Soundscapes» en una pizzería, les invitaba a una ración extra.«

(Por supuesto Fripp solo tuvo que comprar una ración única adicional para el hombre con la discografía completa de Alan Parsons.)

10) Incluso Paco Fox, probablemente el onvre que más odia a Robert Fripp, tiene un piropo para la persona que regaló a la humanidad «The Cuntstrukction of Shite». 

Despues de meses de reflexión Paco se dio cuenta que hay un solo momento musical de la larga carrera de Fripp con Kcing Ckrimson que le gusta. En las palabras de Paco es, «Su inolvidable solo de «Starless.» Cuando confesé que no recordaba tal inolvidable solo, Paco me contó que le encanta porque es de una nota sola.

Es una actitud que hay que aplaudir. Por muy pesado que sea Robert Freak, hay que querer a King Crimson. Pero por éstas razones y no otras. Yo, mientras tanto, voy a desencajarme de la frente el vinilo de ‘Three of a Perfect Pair’ que el sr. Fox me tiró cuando se enteró que íbamos a publicar este post.

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

Los comentarios están cerrados.

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Aceptar
Privacy Policy