Sórdido y fresco

Videofobia Z: Mis quejas hacia dios

El cine gitano. Ese gran desconocido. Pero en plan ‘ese gran desconocido que duerme en el portal de mi casa y huele a orines’. Un subgénero de cine hecho en vídeo que se ha convertido en una referencia para la caspa nacional. Siempre barato, siempre raudo a tomar prestadas bandas sonoras famosas en plan el Star Wars turco, sus obras van desde películas de tiros hasta hombres lobos gitanos, pero lo más usual son las producciones religioso-evangélicas alabado sea Yahvé, ay payo.

De toda la caterva de cine gitano que se puede encontrar en Youtube, la película más mítica que ha alcanzado los niveles de adoración por parte de cinco perturbados como yo es ‘Mis quejas hacia dios’. Una épica llena de ángeles, demonios y viajes en el tiempo en el que un señor con pinta de Paquirrín dentro de 10 años está a punto de perder su casa por la hipoteca. ¡Realismo sociarl! Cuando su fe flaquea y el diablo le tienta con que mande a dios al mismo sitio al que toda España quiere mandar a Ana Mato (esto es, a Alcorcón), llega un ángel que le acompaña a conocer al santo Job. Y acontece uno de mis planos favoritos de la película. Os dejo con él:

Siga al autor de ESTO en Twitter:

!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?’http’:’https’;if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+’://platform.twitter.com/widgets.js’;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, ‘script’, ‘twitter-wjs’);

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

Dejanos tu comentario sórdido

4 comentarios en “Videofobia Z: Mis quejas hacia dios”

Deja un comentario

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Aceptar