personal | Uncategorized

Este domingo… ¡VOTEN! (un post cívico)

0
(0)

Por si no lo sabían, se lo confirmamos: ente vlog está iluminado, desde el día de su nacimiento, por los VALORES que el JRAN John Waters (Juan Inodoros para los amigos) ha ido predicando a lo largo de su filmografía, monólogos teatrales y libros de cabecera como ‘Crackpot’, ‘Shock Value’ o ‘Role Models’.

Queremos recuperar, en plena víspera de las elecciones europeas una de las mejores secuencias de LA obra cumbre de Waters (la pequeña pero jrande en valores ‘Pecker’) en la cual ese mito viviente que es Mink Stole proclama la mayor oda a la democracia que, desde Pericles, se pueda haber soñado:

Si después de ver esto siguen planteándose el abstenerse, el pasar el domingo debatiendo sobre la próxima caspa de Christopher Nolan o, peor aún, intentando batir – en vano, claro – el récord Guiness de sacarse pelusas del ombligo, es que son unos putas mierdas. O, en palabras aún más hirientes de nuestra amada Mink Stole, unos «demócratas irresponsables».

Joer, y si les pongo ahora este otro vídeo cumbre de la sordidez… ¿Me seguirán diciendo que se quieren perder la iconografía electoral porque tienen cosas mejores que hacer en su miserable vida?

¿Todo porque alguien les ha convencido bien de que «votar no sirve para absolutamente nada»? O peor aún ¿Alguien les ha convencido de que un 60% de abstención envía realmente un mensaje a los partidos que ganan estas elecciones? Si la respuesta es «sí» a alguna de las dos no duden de que en un concurso de gilipollas no superarían el control antidoping.

Así que, cumpliendo con el deber cívico que Mink Stole nos dicta – y que implica, por supuesto, salir debidamente orinado de casa de la misma manera que se va follado y desfogao a ‘Cine de Barrio’ – queremos instarles a que mañana día 25… VOTEN.

Porque todo son ventajas:

Si votan al PP, aparte de seguir las directrices de ente su vlog que Menéame ya ha calificado como un descomunal reducto de derechismo, podrán ilusionarse con el espectáculo de la desfachatez, corrupción y desobediencia pública a la autoridad que, gracias a este partido, no parece tener límites en su extensión y su creatividad. ¡Queremos ser parte de la fiesta de los sobres!

Si votan al PSOE lograrán prolongar su psicodrama en el que piensan que ya han tocado fondo y sólo pueden remontar con candidatos de derribo como los de ahora. Las risas tampoco tendrán fin (si les gusta el humor de dar mucha vicisitud a lo Ricky Gervais, claro).

Si, por el contrario, disfrutan más con el riesgo, la incertidumbre y los kínder sorpresa, los partidos de chichinabo como el Partido X (uséase, el «metapartido» que le preocupa más cómo se hacen las cosas que lo que realmente se hace, que eso ya lo irán decidiendo) es su elección sin pestañear. Además, suena a spinn off de ‘La Patrulla X’. Todo son ventajas.

Si la papiroflexia verbal es lo suyo, nada mejor que apoyar a UPyDance. Segurián creciendo en votos mientras logren no implicarse ni significarse ante nada. El día que pacten, desaparecerán como el CDS, así que… ¿Por qué no apoyarles, hacerles crecer y ver hasta dónde son capaces de llegar sin decir nada? Igual nos sorprenden…

Para estalinistas como yo, IU sigue siendo la mejor opción a la hora de encontrar momentos de no hacer «realpolitik» ni «grandes coaliciones salvadoras en nombre de la responsabilidad» que produzcan drama y diversión. Aunque luego decepcionen al no hacer las debidas purgas como tito Josif.

Paco, esta vez, apuesta «por votar al de la coleta, que es famoso», porque le encanta, por un lado, que la izquierda se cicle hipercríticamente contra cualquier candidato que tenga relevancia pública – invirtiendo, curiosamente, un millón de veces más energía que contra cualquier liberal de los cojones – y porque… ¡la esencia de la izquierda es desilusionarse SIEMPRE!

Si son, por el contrario, de los que les gusta la ACCIÓN con mayúsculas y sin miedo a la muerte, VOX poco menos que promete una invasión armada de Cataluña, tacto rectal en medio País Vasco y un nivel de insulto cavernario que ¡todavía! dicen que no hemos visto.

…Y así podríamos seguir con todos los partidos: todos tienen su ello, su aquel, su superyo y su recompensa al que salga debidamente aseado y orinado de su casa para, como decía Encarna, «aprender a vivir en democracia». Feck, si hasta si eres tan Randiano como para no creer en el gobierno… ¡puedes aprovechar tu paso por la cabina electoral para dibujar un nardo o un Hello Kitty y meterlo en el sobre! ¡Deja de jincar shosho en el eskai y haz ejercicio!

El caso es que pillen la idea: que la abstención es de mongólicos terminales. Que quien intente justificar el no ir a votar es sólo un vago redomado que quiere sentirse bien consigo mismo haciendo las mismas acrobacias mentales que los que se sienten luchadores por la libertad descargando cosas del Pirate Bay. Que pensar que las gilipolleces que puedas hacer en Twitter o Change o chorradas por el estilo tienen la millonésima utilidad que un voto es sólo propio de mentes iluminadas como la de Enrique Dans. Y que Mink Stole les fustigaría si se niegan, al igual que Pecker, a encontrar la belleza y la iluminación en una cabina electoral.

¡Voten, hostias!

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.