Uncategorized

Pataleo eurocopil

0
(0)
La «orgía de hotel» de un montador
Lo cierto es que este post debería haberse titulado «Lo
que hice durante el mes y medio en el que desaparecí del mundo y hasta me perdí
el ver en directo la primera victoria bolivariana en la F1». Y seguiría
siendo un título más corto que, por ejemplo, el original de ‘Moll Flanders’,
que no era otro que ‘Las fortunas y desventuras de la famosa Moll Flanders.
Quien nació en Newgate, viviendo una vida de constante variedad durante sesenta
años, además de su infancia. Fue puta durante doce años, cinco veces esposa
(incluso una vez de su hermano), doce años ladrona, ocho años convicta en
Virginia, y finalmente rica. Vivió honestamente y murió penitente. Escrito de
sus propios memorándums.’ Eso sí, ese título tiene la ventaja de permitirte NO
tener que leer el tochaco de novela que viene detrás. Aún me quedan unas
cuantas reencarnaciones para tener el talento de Daniel Defoe.
Montando en la cafetería.
In a nutshell, lo que estuve haciendo fue montando un par de
cortometrajes/mockumentaries para McDonalds para un carallo que han montado durante
la Eurocopa que se llama Passion-Meter. En total casi unas cuarenta horas de
material bruto que montar a saco mientras iba haciendo «turismo» por
Europa. Siempre que por turismo entendamos «Hola, señor montador, ha
llegado usted a Londres/Ibiza/Kiev, por favor enciérrese en las cuatro paredes
del hotel y, con suerte, verá algo a la hora de la cena». Y tampoco me
quejo, sobre todo cuando, un día, tuve la oportunidad de hacer la guía satánica
de Robin Hood Gardens/Balfron Tower (y otros dos bloques de viviendas ÉPICOS
que me guardo para futuras entregas). Por no hablar de bellos momentos como
«esto es lo que entienden por una caña con tapa en Kiev»…
Por no hablar del excelso nivel de los videoclips ucranianos
con los que desayunaba cada mañana…
No se puede ser más cool.
…o la belleza de lo que había frente a la insulsa ópera de
Kiev…
Nos ganan por goleada.
…o, en Ibiza, este involuntario homenaje a Sammy Hagar –
cuyo poderoso estilo vocal fue descrito por mi cuñao como «tan sutil como
cagar y mear a la vez» – y su temazo ‘Sittin’ on Top of the World’:
Así da gusto.
Los actores y el director.
El caso es que, durante el tremendo currazo que fue montar
esto, por lo menos pensaba «al final, puedo enseñar estos cortos y decir
que de algo valió estar fuera del mundo». Y así hubiera sido de no mediar
esa figura tan habitual en publicidad llamada «el cliente con
corbata». ¿El resultado? Pues que los montajes colgados en la web oficial
– no editados/mutilados por mí – me producen cierto sonrojo (aunque, en honor
de la verdad, al cliente, que es el que paga, le sonrojarían más los originales:
juzguen usarcedes). Afortunadamente, cada vez más existe la opción del
«Pues que la agencia y el director tengan su versión con la que ganar
premios en festivales – que los ganarán – y nosotros la nuestra con la que
McDonalds Italia e Inglaterra no vean la imagen de sus países retratada de
forma… incómoda». Estas son, pues las versiones güenas  que, a manera de pataleo eurocopil cuelgo en
ente vlog para que las disfruten las personas de bien, que saben aceptar y
celebrar la Jrandeza sórdida del sur de Italia y del norte de Inglaterra. Un
retrato de dos onvres – Lee y Romano – con los que aluciné en directo.

…Y, para tenerles interesados hasta los próximos post, dos
datos: este fin de semana ya saben a qué me voy a Valencia y, right now, estoy
montando un vídeo/guía satánica, con un protagonista que creo será de su
agrado. Stay tuned.

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.