personal | Uncategorized

Mini post cívico: ¡Voten por mi amigo!

0
(0)
Mientras monto a todo meter una peli de terror de bajo presupuesto – que, afortunadamente, y salvo que Paco tenga muchas ganas de joder, no será carne de ‘Videofobia’ – el poco tiempo libre que tengo de aquí a junio lo he empleado en ir este domingo a Montmeló (y usar, again, mis poderes de magia negra contra el Mierda de siempre) e ir el próximo miércoles a Londres para ver Satanes y jalear a un grupo de hard progesivo cuyas letras ultracapitalistas convertirían a James Hetfield en un comunistoide.

Por ese motivo, dos posts épicos que tengo a medio escribir estarán algo más en la nevera mientras, de momento, y en un minihueco en medio del frentético montaje, la indignación me lleva a redactar este minipost cívico.

Recientemente, el movimiento ‘Democracia real YA’ me ha confirmado lo que ya sabía: que los que redactamos artículos de once páginas de Word en esta era del Twitter somos más anacrónicos que las pelis porno en VHS de Bin Laden. ¡Con lo fácil que es resumir los pensamientos profundos en 140 caracteres! En el caso de mucha gente que se suma a este movimiento por tuiteos – sí, sé que los hay que votarán a opciones minoritarias con listas limpias de corruptos, y que ese es el objetivo real de la plataforma, pero siento que no son la mayoría de los que abarrotan la Puerta del Sol – las máximas a seguir son “Qué ascazo dan los políticos” y “No les votes”. Y, si bien puedo compartir en muchos casos la primera parte, eso de cargarse la democracia representativa sin proponer nada bien concreto a cambio sólo va a conseguir que gobiernen aquellos políticos que menos comulguen con lo de ‘Democracia Real YA’. Pero este argumento no cabe en 140 caracteres, claro. (Como tampoco cabe en la web de DRY el hacer listas, por circuscripciones, de todos los corruptos de cada formación. Algún blog lo ha iniciado meritoriamente. Y sé que hacer algo como lo que yo pido en Valencia o Madrid supondría comprarse un dominio con servidor más tocho que el de la Wikipedia. Pero, de momento, es más cómodo tirar de flyers que terminan invitando involuntariamente a la peor de las abstenciones en vez de ponerse a currar en serio).

Por ello, hoy quiero, cívicamente, pedir a todos los vigheses de pro que leen ente vlog – que es lo mismo que decir que son, I hope, unos sordidazos – que voten por un amigo mío que, ESTA VEZ SÍ, tiene serias posibilidades de tener un escaño en el ayuntamiento. Y eso, créanme, va a suponer diversión garantizada.


¿Cómo definir a Rubén? Podría decir que es un onvre de dos por dos metros que tenía un perro llamado Líster. O que, con él y otra panda de freaks, hacíamos un programa de cómics en una radio vighesa. Allí, no sólo dábamos el premio Rob Liefeld al muñón de la semana o poníamos compulsivamente el tema ‘I Don’t Wanna Be a Homosexual’ de los punkarras Sloppy Seconds – «If I’m not homosexual… Why did I write this song?» – o todo el cd ‘Oye niña’ de Santiago Rouco, sino que también, en pleno debate tebeístico, un comunista de pro como Rubén no tenía mayor problema en reconocer que era el orgulloso poseedor de TODOS los cómics de ‘Hazañas bélicas’. Y todo eso después de que unas viejas quisiesen lincharnos por haber atravesado inceremoniosamente la multitudinaria procesión del Cristo de la Victoria para poder llegar a la emisora de radio. ¡Los tebeos son nuestra religión! (Más aún que el mítico helado de fabada que se elaboraba en los congresos del PCE de Asturias. Fact.)

Cada vez que nos encontrábamos con él en el centro de Vigo, el saludo solía ser extender las manos en alto y chocarlas proclamando un “Aaaaaaaaaaaa… ¡follar!” que conseguía vaciar la mitad de las mesas de la terraza (la otra mitad se vaciaba una vez nos sentábamos allí a hablar de apasionantes temas como la mermelada… y su perro Líster). Allí ya supe que Rubén sería la perfecta máquina de dar mítines. Y de escandalizar damas apostólicas y corruptos varios. Si siguiese contando anécdotas de aquellos tiempo quedaría todavía más ensalzado como ONVRE con todas las letras mayúsculas, pero probablemente terminaría incurriendo en responsabilidades penales, y tampoco es plan de que acabemos en la cárcel ahora que el ayuntamiento de Vigo puede permitirse a su político más ÉPICO desde que Leri manejó todo aquel asunto del mono Paco.
A todos los vigheses, y a todos los que tenéis amigos en la cidade olívica cuyos satanes de Coia me vieron crecer (sobre todo a los coruñeses: porcentualmente, es la ciudad donde más se lee ente vlog), no hagáis caso al descerebre de Twitter y poned a un finstro en el ayuntamiento. Los votos están a puntito para el escaño y, entre creerse rebelde por ponerse una careta de V de Vendetta y poner a un Onvre en el ayuntamiento media el abismo que separa a Lewis Hamilton del resto del género humano.

No me sean unos mierdas.

(PD: Sé que hay muchos lectores y amigos adheridos a Democracia Real Ya. No os lo toméis como algo personal. Sé que las metas del movimiento son buenas y puede llegar a ser algo más jrande que la Jessi. Pero, de momento, es un/a adolescente de Física o Química: entrañable, con su punto pederasta, pero con mucha tontuna por pulir. De lo que se trata ahora es de que, por lo menos, en un rincón de EsPPPPPPaña haya un finstro de primera).

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.