F1 | F1 2010 | Uncategorized

La liga fantástica de F1 2010. Round 15: Monza.

Una vez Alonso cruzó la meta en primera posición, sonó mi teléfono móvil. Mi señor padre, lejos de la alegría serena por la victoria de Fernando – le queda sólo un motor para las cinco últimas carreras – soltó, lo primero de todo «Montezemolo es un saco de mierda. Cualquier persona con un poco de cerebro ya hubiese fusilado al anormal de Massa». Mientras, en mi lista mental, añadía los brasileños a la «to-kill-list» de mi señor padre, no dejaba de pensar que la maniobra de Felipe en la salida tuvo su buena dosis de brillantez: aprovechando la sentencia sobre las órdenes de equipo que dejaba a Ferrari en el ojo del huracán, aprovechó para atacar a Alonso cual descerebreitor, toquecillo al coche incluido (2 puntos + 5 de estilo por su gran timing post-juicio). No me cabe duda de que Felipe buscaba recuperar el liderato que Vettel le arrebató en Bélgica (Sebastien sólo se lleva un puntillo por su histeria cuando el motor Renault tuvo un bajón en el rendimiento). Lo que Massa no suponía es que, en su ataque a Alonso, iba a regalarle al Mierda la que creo que es su primera – ¡por fin! – star of the race del año.

Todo empezó muy bien el sábado: el Mierda tomaba una decisión estratégica delirante a la hora de correr sin el F-Duct (tío, si eres el líder NO ARRIESGUES, copia: eso sí, has ganado 2×2 puntos) ¿El resultado? Ser vapuleado por Jenson en entrenamientos. Así pues, ni la presencia de Ron Dennis en los boxes pudo evitar que el pobre Mierda comenzase a comerse el tarro, como hace ante cualquier situación que le sobrepasa intelectualmente (en su colegio aún se recuerda el día aquel en el que pintó un Pollock en la pizarra con la ayuda de su nabo untado en salsa Perrins cuando un profesor le preguntó el teorema de Arquímedes). Lewis arrastró dicho estado mental a la primera vuelta cuando intentó adelantar a Massa de una forma que un inglés definiría como «optimista» y que alguien de otro país describiría como «Pffffffffrgssssjuasjuas…» seguido de un ataque de tos bronquítica. Los 5×2 puntos llevan un complemento de estilo de 8 tanto por la comicidad taurina de su rotura de dirección como por el desfile de su destrozado McLaren por entre los tifosi que celebraban el triunfo de Ferrari. Con los 10 de star of the race, son 32 merecidos puntos para el Mierda, al que los favoritismos de la FIA habían mantenido muy bajo en nuestra liga fantástica. ¡Y Lewis ha venido aquí a luchar por la victoria, joer!


Espero, eso sí, que Jenson haya tomado nota y apueste – como todos esperábamos desde el inicio del campeonato – por el mindfuck como mejor forma de vencer a su compañero de equipo. Así, antes de cada carrera, Jenson sólo tendría que challengear intelectualmente al Mierda y sentarse a esperar a los fuegos artificiales. Una opción sería colgar uno de aquellos odiosos cuadros en 3D, mirarlo fijamente y decir «¡Hey, Lewis! Estos cabrones han colocado una foto de Ron pinchándose a tu madre en el box!». Tres horas después de intentar desenfocar la mirada para percibir un 3D lo mínimo que haría el Mierda sería dar la vuelta de formación en dirección contraria. Otra opción para Button sería llamar a mi padre para que éste, a su vez, le dijese al Mierda: «Tú no eres negro, eres inglés». Posiblemente el resultado sería el haber atropellado a todo el equipo de mecánicos antes de salir a dar la vuelta de formación. En sentido contrario, of course.

Y, ya que estamos hablando de homicidios, el equipo Hispania es, una vez más, el ganador autoritario de este GP. Como muestra, este vídeo de su repostaje asesino (4 puntos + 10 por arrollar mecánico + 10 «pabersematao» por su show ambulancieiro).

Los 20.000 $ de multa de la FIA (1) me parecen poco al lado de lo que podría pedir el mecánico si aspira a tener una vida más plena de lujos asiáticos – aunque, desde luego, más aburrida respecto a los placeres del equipo Hispania – pero redondean una quincena en la que aplaudo las declaraciones de Carabante insultando a Yamamoto (5 puntos por no decir lo típico de «Nos sorprende su evolución y valoramos positivamente su aportación al desarrollo del equipo» sino un claro «Es un piloto de pago» ¡Para qué andarnos con hostias!) y al moroso gobierno de Murcia (1 punto de esponsor ignominioso). Si añadimos 5 por el abandono de Senna quedan 46 puntazos para el equipo Hispania, que se despega en su duelo con Ferrari.

Y eso que la Scudería se lleva 10 puntos por su magnífico argumentario en el ridículo juicio ante el consejo mundial: básicamente dicen que TODOS usan frases para dar órdenes de equipo y les gustaría saber qué tiene su frase – «faster than you» – que tan poco gusta a la FIA frente al «Save fuel» de McLaren que seduce y atrapa y te hace comprar el detergente Micolor. Ergo, si decidimos que «Faster than you» es algo punible, ya pueden irle dando el mundial del 2008 a Massa, tras la descalificación del Mierda por órdenes de equipo en Alemania. Brillante.

Por supuesto, hay otra persona que se lleva sus buenos puntos, aunque no le arrebata el cetro al Mierda. Nos referimos a Pedro de la Rosa y su cantado despido de Sauber. Los 25 puntazos – los últimos de Pedro en esta liga, en la que ahora le sustituye el sosainas de Heidfeld – son mitigados en 5 por la clásica ecuanimidad de de La Rosa a la hora de NO cagarse en su ex equipo. Eso sí, los 3 de psicodrama se los damos a Sauber: a pocos pilotos puede dar más placer sádico humillar. No está mal si lo sumamos a los 5 puntos por dejar tirado a Kobayashi antes de la salida.

Balance negativo también para la acutación de Hulkenberg: aunque lleve 3 puntos por sus reiteradas salidas en la chicane, también cosecha -5 por salvarse de una sanción de libro. Máxime cuando esa sanción sí le cayó, por segunda carrera conseutiva, a Alguersuari (1+2 de estilo por contumacia).

Para redondear puntuaciones en una carrera que ha tenido pocos eventos – pero todos ellos buenos – no podemos negar sendos puntitos a Button y Webber por sus gestos soeces desde el habitáculo o dos puntos a Alonso por el destrozo aerodinámico que le produjo a Jenson nada más arrancar. Respecto a las escuderías, 5 puntos para Lotus y Virgin por los abandonos respectivos de Trulli y Di Grassi así como un punto a Force India por el fiasco de Liuzzi en la Q1.

Et regardez la gilipolluá:


Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Aceptar
Privacy Policy