F1 | F1 2010 | Uncategorized

La liga fantástica de F1 2010. Round 8: Canadá.

0
(0)
Cuando una carrera te empuja a arrancar un post con el ya clásico “¡Invítennos a unas cañas!” uno debería estar feliz por que eso suele ser garantía de apoteosis de F1 tanto garrula como canónica. Sin embargo, es una pena que, al final de esa caña, te tragues el submarino que había al final del vaso: una victoria del Mierda como colofón a una carrera maggggnífica es como tragarte un mejillón con escabeche que el cabrón de al lado te hubiese esputado previamente dentro de la caña.

Así que déjenme, lo primero, descargar la pequeña bilis acumulada desde el sábado para pasar a repartir el botín de puntos con la alegría que merece. O, como venía a decir Woody Allen, si follamos ahora, luego digeriremos mejor la comida.

Así que, digámoslo claro: EL MIERDA TENDRÍA QUE HABER ARRANCADO EL SEXTO, tras sufrir una penalización de 5 puestos en parrilla. Por si alguien no lo sabe, el reglamento especifica un tiempo mínimo de retorno a boxes después de haber realizado la vuelta lanzada. De no cumplirlo, se procederá a la correspondiente sanción. Bien, en el caso de McLaren no es que no lo cumplieran… ¡sino que dejaron para los curritos de siempre la labor de empujar un coche sin gasolina! Thing is, ese coche era el del Mierda, así que, por tercera vez en lo que va de año, hemos tenido que oír “Reprimierda, multita, y que nadie más vuelva a hacerlo después de hoy”. Así que -5 para McLaren. No sólo eso: el numerito en boxes de Alonso y el Mierda, aunque fue menos vistoso y peligroso que el macarrerío playero con Vettel en su momento – más que nada, porque Fernando no fue tan descerebrado de volantear para enviarlo junto a los mecánicos – es otro caso paradigmático de que el Mierda, otra vez más, vuelve a las andadas: si Alonso le había ganado la posición, tocaba levantar y colocarse detrás. Pero no: vuelve a repetir la jugada de correr en paralelo con las ruedas por el carril de los mecánicos… ¡Y aquí no ha pasado nada! ¿Acaban de pillar la diferencia entre “Reprimenda” y “Reprimierda”? Así que, -5 puntos para el de siempre. Su casillero negativo lo pueden redondear con otro puntito para su novia y la niña rubita robada/adoptada que exhibió en Canadá. Si, a principios de temporada, celebraba que, en el box de McLaren, ya no había que sufrir al padre y al show telefilmeiro del hermano tontaco, de pronto, nos encontramos con dos sustitutos más vomitivos: ver al tío Ron y a la anormal de la Nicole – que hace entrañable al hermanito – casi empeora el tema. Esperemos que el nuevo F10 de Valencia haga que nos enfoquen menos a esa gentuza.

Y fin de la bilis, leñe.

En la carrera, sin duda, hay que celebrar la fazaña de un piloto por encima del resto: Vitaly Petrov. Es muy raro que un piloto supere los 20 puntos de star of the race (ganada, casi siempre, por un piñazo estiloso con subsiguiente retirada) pero Vitaly, en Canadá, nos regaló un recital de prácticamente TODO lo que puede hacer un piloto: fue algo así como la exhaustiva utilización de todos los botones de ritmos del Casio que usa Santiago Rouco. Primero, fue tan gañán de saltarse la salida (5) – demostrando que Alonso es todo un “trendsetter” – y, antes de que pudiesen ponerle la correspondiente sanción por ello (1) se fue al césped, patinó, y se llevó puesto a De la Rosa (5+3 puntos automáticos de estilo psicodramático porque lo de Pedro ya es de cachondeo). No contento con ello, luego tuvo bellas excursiones sobre la chicane (1), destrucción de su morro (2), y, como bonus track por llevarse puesto a De la Rosa, otro puntillo por un merecido drive through. 27 puntazos más que merecidos para Vitaly.

En los equipos, la star of the race estuvo reñida, pero por pobre desempeño. Tanto Hispania (abandono de Senna), como Lotus (lo mismo con Trulli), como Virgin (concetenación de problemas menores pero cojoneros en los dos coches) se llevan 5 puntos cada uno. Pero el duelo quedaba entre Sauber y Red Bull. Lo de Webber, más que estrategia de mierda cabe denominarlo “estrategia de semimierda” por la falta de reflejos ante la severa degradación de neumáticos de Webber. ¡Piensen creativamente, leñe! 2 puntos que añadir al punto de penalización por cambio de caja de ídems en el coche del australiano. Idéntica falta de creatividad hubo en la répica al “Seriously?” de Vettel cuando el alemán se cachondeaba de que le pidiesen adelantar a Button (1). LA respuesta del equipo “We are managing an issue” está a medio camino entre el clásico de Forges “Calle, que me distrae del análisis de la problemática” o el sórdido chascarrillo a la hora de mear de “Tengo un asunto entre manos”. Más eficaz fue, sin embargo, la lacónica respuesta de Horner a la subnormalidad de Vettel “¿Cuál es la vuelta rápida en carrera?”, probablemente una de las cosas más mongólicas jamás preguntadas a los ingenieros. La respuesta de Horner fue “Don’t eve think about it” (1). Muy bien, Christian, aunque aún estás lejos de la gloria de Williams-BMW cuando le largaron a Montoya “No, Juan, you are the shit”. Esperemos que todo se ande.

Still, termina venciendo Sauber porque, desde hoy, TODA desgracia causada a De la Rosa lleva, de forma automática un +3 de complemento psicodramático. Hay que ser de piedra para no echar una lagrimita viendo a este pobre señor…

La otra cosa destacable del GP fue, sin duda, el reton-no del Schumi que más amamos. Su duelo con Kubica, saltando sobre chicanes y jodiendo el coche en el proceso merece un 2+2, como también lleva 1+1 por su duelo salvaxe con Liuzzi. Still, la gloria bendita la logró con Massa: su cierre en la recta fue vintage Kaiser: hijopútico, peligroso y… ¡7 puntos! Advertencia a todos los que aspiren a adelantarle: el Michael más cabrón ha vuelto. Y yo estoy feliz con sus prometedores 13 puntos.

Aplausos también para Liuzzi: sus múltiples colisiones con Massa en la salida merecen 5 puntos con 6 de estilo contumaz. Y también rebaña un puntillo por su destruction derby con Michael. El apartado de colisiones memorables se cierra con el ostiazo de Alguersuari a Barrichello: 7 puntos para un Jaume que no defrauda.

Mención especial merecen también los doblados: Chandokán y Trulli jodieron bien la vida y la carrera a un desesperado Alonso que gesticuló con vehemencia (1). Chandokán, además, lleva un puntillo extra de estilo por joder a un piloto español… pilotando un Hispania. Classy. ¿Y qué decir de Kubica y de la que ha sido, probablemente, una de las entradas más macarras al pitlane ever? Que 3 puntazos por chulo. Encima, el pobre Tootsie debió quedar tan alucinado después de aquello que no tuvo más remedio que salirse de pista en la siguiente curva (1+2).

Estas son las puntuaciones, a la par que aviso que, de Valencia en adelante, voy a tener follón estival, así que habrá que esperar a agosto para actualizaciones de F1. Probablemente rescate alguna cosa formulaunística para la resaca veraniega, ya veremos. One thing is for certain: esta liga fantástica está siendo tan apretada e incierta como el mismo campeonato. Esperemos que no acabe con el triste broche de que gane el Mierda, pero, con esta retahíla de “reprimierdas” uno ya se espera lo peor…

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.