F1 | F1 2009 | Uncategorized

La liga fantástica de F1. Round 8: Silverstone.

En uno de los momentos más críticos de la historia de la F1, con Max Mosley llamando “lunáticos” a gente como Flavio y Luca… ¿Cómo es posible que todos los equipos hayan mantenido la compostura y la sobriedad? ¿Por qué nadie ha hecho bromas con la muerte del hijo de Max por sobredosis? Creo que cualquier gaditano podría asesorar a los miembros de la FOTA con trescientos chit-tes incorrectos sobre yonkis que lograrían que te crucificase una turba de asistentes a conciertos de Manu Chao, Andrés Calamaro o Lou Reed. Aunque todos sepamos que la combinación letal de música y farlopa se da en los shows de las autonómicas. Pero esa es otra historia.

Por ello, ante tanta corrección, esta vez la star of the race va para un onvre que ha decidido insultar usando lenguaje soez ¡y en plena rueda de prensa! Me refiero, claro, al gran Mark Webber. La primera vez que el australiano pisó el pódium y fue entrevistado, aprovechó para contar hasta la parte de la peregrinación al Cristo de Medinaceli que la gentuza de los Oscar no dejó relatar a Almodóvar. En esta ocasión decir “no sé si Kimi iba dormido o borracho o qué cojones le pasaba” es sólo motivo de alegría para todos los que hemos presenciado la aplastante superioridad del nuevo paquete aerodinámico de Red Bull: vamos a tener ruedas de prensa de Mark durante un buen rato. 1 punto de violencia verbal, más 5 por hacerlo en rueda de prensa más 10 de estilazo y otro puntillo por haber sacado la mano desde el monoplaza. Sumando los 10 de star of the race, Mark se lleva 27.

Por lo demás, la acción en pista fue patrimonio exclusivo de Sutil en entrenamientos (2 más 6 de puro estilazo destructivo que incluyó bandera roja) y de Kovalainen en carrera. Heikki cambió suicidamente de trayectoria con un coche que ya no tiraba para gran regocijo de Bourdais (que gana un punto por dedicarle un sonoro “stupid” al finlandés: está claro que beber Red Bull tiene más de un efecto secundario). Que luego no rematase la faena estampándose contra un logo del Santander en su posterior salida de pista fue una lástima, pero nada le quita el botín de 6+6.

No puedo dejar sin elogios, por otra parte, al casco que Button lució con un forsálico “Push the Button” impreso. Que un fan te quiera no significa necesariamente lo mejor para ti. 3 puntos.

En los equipos, tan sólo un deplorable repostaje de Bourdais (en que la manguera tardó media hora en llegar al Toro Rosso) fue lo que otorgó los 10 puntos del star of the race.

Un rollo, en suma, pero… ¡como no felicitarse de la decepción del público inglés! Acudían a Silverstone para presenciar un triunfo patriotero y tuvieron que acabar escuchando el himno alemán. Y ver cómo el Mierda se arrastraba por fuera de la pista, ya fuese empujado por Alonso (1×2 para el asturiano), o por sus propios méritos (1 más 2 de estilo por la excursión y por la cara que se le quedó a su novia).

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Aceptar
Privacy Policy