personal | Uncategorized

La hescena (ou pourquoi Paco Fox ne serait-il jamais un icône sexuel)

0
(0)
Para los que no pudieron ver «Sin tetas no hay paraíso» ayer, o para los que se negaron, o, lo que es aún peor, para los que la vieron y hayan sido tan depravados de tener ganas de repetir, allá va la hescena (he incluido el principio de la secuencia siguiente, en el cual sale el Moreno, un muchacho guapo – para tod@s aquell@s a los que les gusten los onvres – haciéndose un chino en un montaje pletórico de «janders». Sí, así los bauticé y así se llaman from now on en varias productoras)

Pero vayamos a lo esencial de la cuestión: el día del rodaje se demostró por qué Paco Fox no podrá ser jamás – mal que le pese – un icono sexual.

Aquella tarde le llamé para proponerle hacer un cameo en las tetas. Sólo tuve que decirle «Va a salir María Castro» para que Paco llamase a su señora Snowymary para decirle «Hoy voy a llegar tarde a casa porque voy a estar en un sitio lleno de chicas guapas muy ligeras de ropa». Mientras el director nos sentaba en una mesa donde se nos viese bien yo le iba poniendo a Paquito al corriente de las tramas de la serie en las que se veían envueltas las muchachas que nos circundaban. En un momento dado, Xenia – la Vane – dijo en voz alta «¿Pero quién es ese enterao?» para, a la décima de segundo, añadir «¡Ay, perdona, si eres el montador!» y derivar a una conversación en la que demostró ser conocedora… ¡de Rush! Algún día aportaré prueba gráfica porque, dado la ropa que llevaba puesta aquel día (un minipantalón malva con tacones a juego que hicieron exclamar a Paco «¡Qué maravilloso estilismo!») la perspectiva de que la Vane se hubiese visto el Dvd de «Rush in Rio» suena a fantasía de adolescente MUY caliente después de haber jugado durante 7 días y 7 noches sin interrupción al «Mutantes en la sombra». Pero es un hecho completamente cierto.

Poco antes de rodar, Paco comentaba lo gratamente que le sorprendió Iris Lezcano (Paula) y, aluego, asignaba una chica a cada uno de nuestros amigos: «Para mi, Paula; para el Viti, la Vane; y para el Dr. Elektro, la Cris Baby, que es la que está puesta más de Choni». Declaración a la que el Dr. Elektro respondió. «¡Sois unos cabrones! ¡Yo no soy tan de polígano!» sólo para añadir, a la que vio a Cris Baby en la tele «Bueno, pero esa es la mía… ¡y la de todo el mundo! ¿no?». Still, después de haberlas repartido, Paco terminó por caer en el «¡Qué buenas están todas!».

La escena comenzó y un servidor hizo una labor verdaderamente mala, alzando la voz de más y enzarzándose en eternas discusiones con el camarero sobre el hecho de que, si bien el bocata de panceta era muy barato, sólo era 50 céntimos más idem que el de lomo ibérico, con lo cual la competencia era desleal. (Respondo así a las preguntas sobre la carta en la mesa y aclaro el por qué estoy casi toda la hescena hablando con el camarero). Still, como yo era el montador, procedí con la edición igual que Alfredo Landa hacía con la proyección del western en el que hacía de extra en «Vente a ligar al oeste». Que nadie me hable de chorradas como «Extras»: en el Landismo es donde está la verdad. 
And then came María Castro. La primera reacción de Paco fue decir «¡Pero qué muller máis jrande! Por debajo de esas piernas podría pasar sin agacharme… ¡Pero sin mirar arriba, que uno es un caballero!». Ello empero, no fue óbice para que, a la que hablamos con María al final del rodaje, Paco perdiese un poco la compostura y se pusiese a hablar de cuando le desapareció su picha tras bañarse en las gélidas aguas de las Islas Cíes. O sobre lo feo que fue el hecho de que, a la que Diez Minutos hizo un reportaje fotográfico de María… ¡le borrase las pecas! Still, el momento que causó absoluta turbación en Paco fue cuando María dijo, a la que le preguntaron de que quería el bocata (con el que sale en la foto con Paco) «Pues dame algo sencillo, ninguna historia rara como butifarra con… pues… chopped». La sola mención del chope (alimento de los dioses) por una pelirroja fue suficiente para tener a Paquito completamente ido durante el resto del día. 
Semanas después, cuando estuve en la premiere de la segunda temporada aproveché para comentarle a Iris que, si bien Paquito fue al rodaje por María, terminó gratamente sorprendido por su belleza. A ello, Iris sólo pudo responder «¡Ay, qué mono!». Aprovecho para decir que Iris es una chica muy sencilla y encantadora, pero ello no obvia el hecho de que «¡Ay, qué mono!» no es precisamente lo mejor – sensualmente hablando – que puede decir de ti una mujer. Vale, no es tan chungo como «Es muy majo» pero sí que es suficiente para que Paquito tornase a su discurso de «Nunca podré ser un icono sexual. ¡Y yo quiero serlo! ¡Quiero que la gente llegue al blog buscando «Fotos Paco Fox desnudo»!». Una reivindicación que, para qué negallo, me parece tan noble, que no puedo menos que sostenella con un par de imágenes ad hoc. Y es que Paco necesita pocas excusas para empelotarse. De hecho, no son pocas las veces en las que me abre la puerta de su casa llevando algo más que un delantal o que aprovecha una salida rural para empelotarse entre la hierba.

Sobre el siempre espinoso debate del erotismo de Paquito, lanavajaenelojo decía «Es que así, ligero de ropa, está tan blanco…» a lo que Portrait, después de haber oído lo que Paquito comentó en la noche barcelonesa dijo «Hombre, blanco… todo no». So far, ahí quedan esas fotos sobre las que edificar un club de fans en facebook y otra afoto de María Castro en la premiere de las tetas en la que sale notoriamente mejor que en la foto de rodaje. Y es que aquella era una escena de mucho drama, sufrimiento y corrimiento de rimel, detalles estéticos que Paco no lleva muy a bien desde «Nunca digas no a Rocco». Curiosamente, después del rodaje de la hescena, María no ha interpuesto ninguna orden de alejamiento contra mi persona sino que, antes bien, me felicitó efusivamente por la épica y sentida oda a su personaje montada en el capítulo 17. La verdad, no me quejo de mi trabajo.

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.