música | Uncategorized | vídeo

Iron Maiden y Galicia: Brusiño e o puto Harris

5
(2)

Todo va por rachas, y parece que recientemente nuestros pechos se han hinchado con el poder del metal… y de Julio Iglesias, también, vale. Pero todo, para bien o para mal, es transitorio. Probablemente la próxima racha que nos dé sea de porno y socialismo, así que disfruten del metal mientras puedan.

Lo que hoy humildemente quiero presentar es un bello documento que relata la llegada de Iron Maiden al aeropuerto de A Coruña. Muchos son los que tachan al fan heavy medio de ser un garrulo que impide que los grupos “evolucionen”. Pero la mayoría de la gente que dice eso no ama – más bien lo contrario – el metal. La realidad es que los jebis son uno de los últimos reductos del auténtico amor y, por encima de todo, de la FIDELIDAD. Nada hay más duro que ser idolatrado por gafapastas: sus dos semanas de adoración absoluta pueden verse reducidas a una si osas gustarle a diez personas más de las que debes. Pero un amor de metal ni se compra ni se vende ni se oxida. Sólo las fans de Take That pueden competir en pureza con los de Maiden. ¿A alguien le extraña que sólo el Super Pop y el Heavy Rock sean las dos únicas revistas que regalan pegatinas para la carpeta?

Por supuesto, que la llegada de Maiden se produzca en Galicia es un bonus añadido. Llamarle “¡Llani!” a Yannick Gers es algo que se podría producir tanto en Guarromán como en Argamasilla de Calatrava. Pero… ¿Qué me dicen de “¡O puto Harris!”? ¿o de ese “Apura, neno, tírame la foto”? Aunque, por supuesto, todo palidece en comparación con ese grito de atención a Bruce Dickinson “¡Brus! ¡Brusiño!”. Si, después de ver este vídeo no le llaman “Brusiño” a Bruce forever and ever, es que, como dijo el Camarada, tienen una patata hervida donde debería haber un corazón. Enjoy the video:

ACTUALIZACIÓN: versión remontada en febrero del 2014:


(y, aquí, el clip original)

No soy nacionalista, pero tales arrebatos galaicos me hacen pensar lo mismo que a mi querido Jorge Morán (autor del vídeo). Si los españoles e italianos se pelean por Cristóbal Colón y los franceses afirman que Picasso era gabacho. ¿Por qué no reivindicar lo que de verdad amamos?

¡El metal nació en Carballo!

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 2

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.