personal | Uncategorized

Ocho cosas sobre mí que no os interesan

Feck, el Camarada Bakunin me ha fecho víctima de esos memes que ahora, no contentos con circular por el mail, lo facen por la blogosfera. Antes, llegaba con borrar el mail, pero hoy en día queda constancia de que te han arrojado el guante. Y, claro, no queda más remedio que recogello. Así pues, unas 8 cosas que no sabéis de mi. O sí, uno larga tanto aquí que ya ni se acuerda de qué barbaridades ha dicho. Lo que está claro es que todas os las podríais imaginar.

1. Mis tres axiomas vitales, de los cuales se derivan los teoremas y los corolarios, son: a) Dios no existe, b) Hay que lavarse, c) Hay que bajarse los pantalones y los calzoncillos antes de cagar.

2. Mi mayor preocupación religiosa infantil era no ser “limpio de corazón”. Como me comía los mocos y las uñas, pensaba que el corazón se ensuciaba por ese motivo.

3. No soporto las escenas en las que la gente pierde dinero en juegos de azar. Pero es que ni verlas: peor que gente chutándose.

4. Soy incapaz de hacer con los dedos el signo ese absurdo del Sr. Spock. Por ello, jamás seré Trekkie.

5. De joven, dibujé repetidas veces, a lápiz y al carboncillo (y con apreciable y meticuloso resultado) bastantes retratos de Brooke Shields.

6. Me he negado sistemáticamente a aprender a montar en bicicleta. Por ello, siempre fui más de Mortadelo que de Zipi y Zape.

7. Puedo pasarme horas viendo a los peces hacer el imbécil en el agua.

8. La primera vez que vi una «carta en cadena» de estas me fascinó el que llevase una moneda de una peseta pegada con celo. Había que hacer lo propio al enviar las otras ocho. Así pues, Camarada- y quien cuadre – en honor a esa carta vea que bellos son los anuncios que hay al principio de los posts… ¡Asín conseguimos cenar una vez!

Y esto es todo lo que NO necesitabais saber sobre un servidor de ustedes. Ahora le paso la pelota (alguno ya me lo ha pisado Bakunin, como Supersantiego) a:

Paco Fox, para que edite este artículo en las próximas horas.
Jalop, para lo mismo.
Lanavajaenelojo por su depurado y sublime estilo.
Tocotó porque sé que, contra todo pronóstico, me sorprenderá.
Hermanastra por ser la cuasante de este tipo de bloguerío
Milgrom, por su heroica resistencia al gafapastismo.
Maelstorm, por lo mismo.
Chimp, por aventurarse en lo desconocido.

Por supuesto, no constriño a The Devil a que persevere blogueiramente, pero su aportación y jovialidad siempre serán celebradas. Furthermore, hay que ir calentando motores para ese libro sobre la Cannon, ¿no?

Editando:

Ocho cosas sobre Paco Fox que no os interesan:

1.- De adolescente, salí dos veces de penitente en homenaje a mi abuela. En ambas ocasiones, con un walkman. En la segunda, el aparato se me cayó mientras intentaba darle la vuelta al casete de The Human League. No os imagináis lo difícil que es recoger un artilugio electrónico del suelo con un cirio gigante en una mano, un niño gritando ‘mamá, a ese penitente se le ha caído algo’ y el jefe de fila dirigiéndose hacia tu sector. Nunca volví a desfilar.

2.- Soy capaz de hacer con los dedos el saludo absurdo del señor Spock. Y sé cuál es su origen.

3.- Mi refrán favorito es ‘Enemigo que huye, puente de plata’. Lo cual no sólo significa que soy un cobarde, sino que además me enorgullezco de ello.

4.- De pequeño era un cabronazo. Una vez tiré de un mantel en un restaurante y todo lo que había en la mesa cayó al suelo. Mi padre, en cuestión de 2 seguntos, pasó del moreno veraniego Quique Guash al blanco porcelánico de Michael Jackson.

5.- Nunca he aprobado Física y Química. En el colegio, se anuló el examen por intento de suicidio del profesor. En el instituto, acabaron aprobándome en COU las de segundo de BUP por pura desesperación.

6.- No me quedan bien los pendientes. Tampoco el lápiz de labios. El rimmel no me va mal.

7.- Una vez rodé un corto llamado ‘El ataque de las televisiones asesinas’, en el que una tele de cartón atacaba a mi novia con un falo gigante que soltaba puré de patatas. Uy, qué mal suena eso…

8.- Algunos mueven las orejas. Otros los pectorales. Yo puedo mover la barbilla. No, en serio. No he encontrado a nadie más con esa habilidad. Gracias a dios.

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Aceptar
Privacy Policy