cultura | Uncategorized | valors

Tots amb el caganer, tú

4
(1)
El penúltimo artículo del perínclito Paco Fox, entre otras muchas virtudes, sirvió para que recuperásemos la más grande aportación jamás fecha por la cultura catalana: el caganer. En el acalorado debate que siguió a la elegía a Robert Altman, la mosca cojonera nos recordó, con su habitual mesura y sabiduría, que quien es capaz de hacer algo bueno aunque sólo sea por una vez en su vida, merece ya un cierto grado de respeto. Bien, pues con el caganer el muy noble pueblo catalán consigue que les perdonemos tonterías como prácticamente todos sus políticos, como la gilipollez timofashion de muchos rincones de Barcelona, como prácticamente todo lo que ha dicho la cúpula directiva del Barça en su historia y, lo que es peor, la aburridísima ceremonia inaugural de Barcelona 92, con los pretenciosos y odiables Els Comediants (donde esté la infinitamente superior ceremonia de Atlanta 96, con sus jeeps y sus bigardos en leotardos tocando trompetas sacadas de “Cristóbal Colón de oficio descubridor”, que se quite todo lo demás).

Sí, muchas son las críticas injustas que recibe el pueblo catalán – recomiendo este bello tbeo para hacerles un poco de justicia y no caer en Jimenezlosantismo – pero TODAS obvian lo fundamental. ELLOS INVENTARON EL CAGANER. Y tú no, hijo de puta. Yo soy de los que no quieren regalar la bandera de España a los fascistas porque respeto a la selección. Por ese motivo, no quiero regalar Cataluña a Laporta, Bofill o cualquier gilipollas fashion presuntamente “cosmopolita” (cuando en realidad son más de su pueblo que nadie). No, señores, no: Cataluña es de esa mayoría silenciosa de buena gente que, cada año, en sus Belenes, pone un caganer. Es de esa gente que sabe perpetuar las buenas tradiciones y extenderlas hasta lograr que un Ciudadano Soberano, en la otra punta de España, haga un caganer viviente al lado de la carretera. Es de toda esa buena gente – Marc, Eric, Josep, Oriol, no os olvido y sé que adoráis al caganer – que nos recuerda que es mejor hacer caca y no entrar en el debate falso que se inventan Acebes y Zaplana.

Es por ello por lo que os remito, para vuestra información humana y formación sórdida, a este bellísimo link facilitado, once more, por la mosca cojonera. Es la web de amics del caganer, y su galería fotográfica no tiene el más mínimo desperdicio: las horas de amor y rock sinfónico están garantizadas.

Como ya dije otra vez: hala, me voy a cagar.

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 4 / 5. Recuento de votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.