personal | Uncategorized

¡Quiero comprarme ese cuadro!

0
(0)
Si sois, como yo, unos sórdidos irredentos, estáis obligados a visitar esta pequeña “galería” de arte ubicada en el cruce de la calle Rodríguez San Pedro con Valle Suchil. Este cuadro aquí mostrado es su estandarte, confalón y declaración de principios, amén de reclamo para que te inscribas a las clases de pintura que allí imparten.

Cuando ví a la Espe tan mayestática, me pregunté: ¿Pero quién va comprar esto y ponerlo en su casa? ¿Quién puede ser tan sórdido? Y la respuesta llegó a la décima de segundo: “¡Joder, pues yo!”. Durante quince minutos me extasié ante la visión del lienzo (lo admito, mi visita al museo Thyssen consistió en admirar los oleos de Tita y Heini expuestos en el vestíbulo) y, a continuación dediqué otros quince minutos a analizar que hueco en las paredes de mi casa estaba libre para acoger tan bello lienzo. Justo encima de la taza del váter tengo un espacio de 91×124 cm. que creo que podría servir, volveré a la tienda para chequearlo. Eso sí, para que mis visitas al inodoro sean plenas necesito vuestra ayuda: por favor, pinchad en los anuncios de la parte alta de la página y, algún día, podré permitirme comprar el cuadro como éste se merece: con la ayuda de los sórdidos de la tierra. Furthermore, los anuncios están llegando a verdaderas cotas de delirio: parece ser que mi estilo literario debe tener alguna influencia jesuítica porque, de un tiempo a esta parte, adsense sólo me linka a páginas religiosas para hallar la salvación a través de nuestro señor Jesucristo.

Alguno dirá ¿y si, durante tu “colecta” alguien se te adelanta y compra el cuadro? Bueno, primero sentiría auténtico estupor ante el hecho de que otra persona tuviese esta misma e idea. Luego, pragmáticamente, invertiría el dinero en unas clases de dibujo en ese sitio, hasta conseguir alcanzar la refinación artística y de espíritu que me lleve a la madurez creativa necesaria para inmortalizar a la Espe. Y, luego, claro, reproducir ese lienzo en serie, para regalarlo en la Plaza Mayor a sórdidos como vosotros.

¡Venga, a pinchar, podemos lograr ese lienzo, lo sé!

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.