cultura | música

Hay que amar a Lordi

Autor: Paco Fox

El festival de Eurovisión es algo chungo. Y, por lo tanto, le tengo cariño. Como todos sabemos, se ha quedado como espectáculo de regocijo del colectivo gay-loca. El resto del mundo (incluidos heterosexuales amariconados como yo), esperamos con ansias el comprobar qué país del norte de Europa mandará esta vez a un sórdido para hacernos reir con alegría.
El año pasado creo que fueron los alemanes los que nos crearon gran vicisitud con aquel tipo canijo y las vacas de cartón. También recuerdo con cariño y dolor de estómago la gran ‘Otto te ama’ el año de Dana Internacional. Durante aquella canción, el tal Otto se lanzó sobre el público y, como si de una película de John Waters se tratara, restregó su paquetín con en la cabeza de un chaval. ¡Qué calidad y amor!
Esta edición, sin embargo, es diferente. No se trata de que los finlandeses hayan mandado a unos sórdidos. ¡Es que han mandado a un grupo de death metal! ¡Qué demostración irrefutable de que los del norte tienen también sentido del humor!
Ayer se celebró una especie de fase eliminatoria, pues a Europa le salen últimamente países nuevos como petisos carambanales a Superlópez. Y no todos caben, pues entonces la gala sería más pesada que un maratón de Theo Angelopoulos. La aparición de los Lordi fue completamente gloriosa:

Gracias al buen juicio de los espectadores, esta panda de cipotes geniales se ha clasificado para la final. Y nuestro deber como gente de bien es apoyarlos. Queremos que Lordi gane ante el estupor de locas y bienpensantes. Así que a ver la gala y a votar. Que no veas la risa al día siguiente en todos los informativos.

Y todo esto, sin hablar de las Ketchup. Gracias a dios.

Vota esta publicación

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Aceptar
Privacy Policy